La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, informó que 29 familias que se encuentran en el edificio de la Quinta Nori, cerca del Novillo, en Managua, serán evacuadas a solicitud de ellas, tras los sismos de 6.6 y 3.8 grados que se registraron la tarde este viernes en Nicaragua.

El último movimiento telúrico fue de 3.8 grados de magnitud en la escala de Richter y se localizó cerca del Volcán Apoyeque, a un kilómetro de profundidad, cerca del Lago de Managua.

“Estamos procediendo a evacuar, porque lo han solicitado las mismas familias a 29 familias que se encuentran en el edificio de la quinta Nori, cerca del novillo, aquí en Managua. Son familias que han habitado ahí en los edificios que quedaron en pie después del sismo de 1972. Dentro de un rato vamos a iniciar la evacuación, participando la defensa civil, compañeros del distrito, gabinetes de la familia, para trasladarlos a un lugar seguro”, afirmó Rosario.

Asimismo, Rosario informó que el Secretario Ejecutivo del Sinapred, Guillermo González y la Compañera Giomar Irías, de Inifom, se desplazaron al municipio de Mateare, para iniciar la entrega de planes techos y de ayuda del primer nivel de respuesta para las familias.

También confirmó que las autoridades se han mantenido en estrecha comunicación con los compañeros de Nandaime y Granada, donde se han registrado algunos daños, fisuras en las viviendas.

“Estamos tomando nota de todas estas consecuencias de los sismos, de los terremotos, este otro que se dio es otro terremoto que se dio de 6.6 hace poco cerca del volcán Mombacho hacia Nandaime”, expresó.

La Compañera recomendó a las familias mantener la calma, además permanecer vigilantes, atentos a los medios de comunicación y “cuidando a nuestros niños, cuidando a nuestros viejitos, cuidando a nuestros familiares, hay que tener claras las rutas de salida de las viviendas, despejadas y esta noche seguir durmiendo en parchecitos, patios, corredores, donde podamos rápidamente salir y cuidarnos al salir de no tener cables eléctricos, postees o cualquier rótulo que pueda caernos encima”.

“Hemos tenido todo el día para preparar el plancito de la familia y hay que activarlo para ponerlo en práctica esta noche”, recomendó Rosario.