En el Departamento de Carazo se sintió bastante fuerte el sismo de entre 6.1 y 6.6 en la escala de Richter registrado por el Ineter al sur de Nandaime.

La población caraceña se mantiene en las calles, en las zonas de seguridad y fuera de sus casas en espera de cualquier otra réplica. Los COMPUPRED y el CODEPRED se mantienen alerta ante cualquier eventualidad que se presente.

“Sentimos bastante fuerte el temblor de hace poquito, nos salimos rápido y con calma a la calle porque hasta nos mareamos, esperamos en Dios que todo pase a la normalidad y que estos temblores se calmen”, dijo la señora Candida Reyes de Jinotepe.

“Fue bien fuerte el temblor de hace poco, sabemos que estamos en alerta roja y por eso estamos informados y tomamos las medidas de precaución para cuidar a los niños y a las personas mayores.

Siempre estamos informándonos y escuchando y leyendo las noticias”, indicó el señor Pedro Parreles de Jinotepe.