Pobladores del municipio de Nandaime se encuentran alarmados, tras la ocurrencia de un sismo de 6.6 grados de magnitud, según las informaciones preliminares dadas por INETER. Se reporta que en la ciudad de Rivas y en la Isla de Ometepe también la población se encuentra en las calles, temiendo lo peor.

Diversas personas han llamado a los estudios de Tu Nueva Radio Ya en Managua, manifestando que el sismo fue bastante fuerte, provocando que muchas familias salieran de sus viviendas, a fin de ponerse a buen resguardo. El sismo se ubicó a 18 kilómetros al suroeste de Nandaime a 150 kilómetros de profundidad.

Wilson Palacios, miembro del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Nandaime, señaló que van a conocer un recorrido para evaluar si existen daños en las viviendas. Informó que todas las oficinas gubernamentales se encuentran cerradas, ya que los trabajadores recibieron la orden de retornar a sus hogares.

“Anda una procesión en las calles pidiendo que se cese estos sismos”, dijo Palacios. También se reporta que en Granada el sismo mantiene muy preocupados a las familias.

“Aquí nos tuvimos que salir de nuestras casas, de los edificios, en la catedral había muchas personas orando, pidiendo que Dios nos proteja a todos y todas”, afirmó Mauricio Jiménez de la ciudad de Granada.

Desde el municipio de San Juan del Sur, el ciudadano Walter Delgado, señaló que existe una “rara calma” y que el cielo se mantiene bastante oscuro, como anunciando que algo puede ocurrir en los próximos minutos.

René Martínez, periodista de Rivas informó que en la procesión de Jesús del Rescate hay bastante población que está elevando sus oraciones y pidiendo que cesen los sismos que mantienen alarmados a la población. Informó que el partido de béisbol entre Rivas y Jinotega fue suspendido por orientaciones del Gobierno Sandinista, que busca la seguridad de las personas.