Mensaje de Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo al Pueblo de Nicaragua. 11 de Abril del 2014:

Queridos Hermanos y Hermanas nicaragüenses, en estos momentos de tribulación por los que está atravesando nuestro País, debido a los eventos sísmicos acontecidos en las últimas horas, elevemos nuestras Oraciones al Creador, para que nos proteja de todo aquello que ponga en peligro nuestras Vidas, y las de nuestras Familias.

Les exhortamos a seguir las Indicaciones, y colaborar con las Autoridades competentes, guardando la calma, y procurando salvaguardar, antes que nada, la Vida que és el Don más Preciado que nos ha regalado el Señor.

Ofrecemos nuestras Oraciones por todas las Familias, de manera especial por aquellas que perdieron sus hogares en los Municipios de Mateare, Nagarote, y La Paz Centro, para que el Señor les consuele, y les dé fortaleza en estos momentos difíciles.

Que María Santísima, Madre de Cristo, y Madre Nuestra, nos proteja con Su Manto Maternal; y que así como acompañó a su Hijo en el Camino del Calvario, nos acompañe y nos libre de todo peligro. Que Dios Nuestro Señor bendiga a nuestra querida Nicaragua.