La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, presidió una reunión del Gabinete de Gobierno, donde los equipos de trabajo del Gobierno Sandinista, puntualizaron los planes de acción para atender la emergencia desencadenada por la actividad sísmica en el país.

Rosario recordó que Nicaragua es un país altamente sísmico y que por esa razón todas las familias deben estar preparadas, saber qué hacer, hacia dónde moverse, cómo protegerse, así como conocer las medidas esenciales para cumplir con la tarea de defender y promover la vida.

Asimismo repasó todas las acciones que en las últimas horas el Gobierno ha ejecutado como la declaratoria de Alerta Roja para todo el pacífico de Nicaragua, que incluye la suspensión de las clases, la suspensión de labores en algunas instituciones del estado, la instalación de puestos de mando de las instituciones, y el accionar conjunto de las instituciones, como el Minsa, el Mined, el Ministerio de Transporte para atender las instrucciones del Presidente Daniel de cara a la emergencia.

Rosario destacó la rápida respuesta de las instituciones del Gobierno que se activaron minutos después de un sismo de 6.2 grados de intensidad, que causó numerosos daños en Managua y en los municipios de Mateare y Nagarote, al occidente del país.

La Compañera Rosario explicó que desde ayer en base a las recomendaciones del Sinapred se estableció la Alerta Amarilla, para luego ascender a Alerta Roja y extenderla a todo el pacífico, debido a la cantidad de sismos registrado. Por esa razón dijo que tenemos que estar vigilantes y organizados.

“Tenemos que estar en el primer nivel, esto es una alerta roja que al mismo tiempo de preventiva es protectora”, afirmó.

Asimismo, recordó que los servidores públicos estarán trabajando de lleno en esta Semana Santa, pues deben estar en los puestos de mando organizados y movilizándose en planes concretos como el Plan Verano, de cara a la atención de las familias que tienen derecho al descanso en este periodo de Semana Santa.

Rosario reiteró el agradecimiento a países hermanos que desde temprano han expresado su solidaridad con el pueblo nicaragüense, como el Gobierno de Venezuela, cuyo canciller Elías Jaua se mantuvo en comunicación ratificando el amor del pueblo y gobierno venezolano y del Presidente Nicolás Maduro, para con Nicaragua.

Conforme a la medida de cierre de oficinas en edificios públicos ubicados en el antiguo casco urbano de Managua, o en aquellos cuyas construcciones se remontan a antes del terremoto de 1972, Rosario explicó que en esos casos se deben conformar los puestos de mando para responder ante cualquier eventualidad.

Asimismo mencionó que los ministerios de educación, salud y transporte e infraestructura, deben estar en alerta permanente garantizando los albergues que pudieran ser habilitados, así como las maquinarias y equipos necesarios para salir al frente si hubiera que despejar caminos, rutas y carreteras.

La Compañera informó que desde ayer se han registrado 95 replicas de magnitudes 2, 3 y 4 grados en la escala de Richter, pero que en total se han dado más de mil eventos telúricos de diferentes magnitudes.

También precisó que en horas de la tarde se realizará una reunión con los alcaldes, delegados y juventud para continuar detallando acciones para atender a las familias afectadas y recomendaciones para promover más protección a nivel de la familia y las comunidades.

Rosario detalla recomendaciones para salvaguardar la vida de las familias en sus hogares

La Compañera Rosario, atendiendo la preocupación de las familias nicaragüenses por la cantidad y la magnitud de los sismos en las últimas horas, hizo una serie de recomendaciones para que sean puestas en práctica en los hogares nicaragüenses, de manera que se procure salvaguardar la vida.
“Estamos en un país altamente vulnerable y temeos que aprender a vivir con esa vulnerabilidad, manteniendo las alertas, vigilancias y el conocimiento en los hogares”, recordó Rosario, apuntando que la mayor fragilidad se observa en los hogares donde todavía se desconocen las recomendaciones a seguir conforme la ocurrencia de sismos.

“El primer llamado que queremos hacer es tomar las medidas en las casas, con las criaturas, con los niños, que hagamos caso, cuando realmente hay riesgo somos serios responsables y promoveremos que la familias se muevan en esa dirección”, indicó la Compañera.

Rosario comentó que ayer mucha gente durmió en los corredores y en los patios, refiriendo que esa es una acción correcta, dormir cerca de las salidas en porches, patios y corredores.

“Tenemos que garantizar que las personas que viven con nosotros sepan que hacer, hacia dónde dirigirse, cómo movilizarse sobre todo discapacitados, niños, niñas y ancianitos”, indicó.

“Hay que tomar en cuenta tener algo de agua, tener las lámparas, no estar debajo de algo que pueda caernos encima, despejadas las salidas y personas a cargo de los niños, de los adultos mayores y de los hermanos y hermanas con discapacidad, que cada cual sepa cuál es su misión, hacia donde se va a mover, qué va a hacer, tomémoslo en serio, eso nos ayudaría a salvar vidas, la tarea es defender la vida, promover la vida”, aseguró.

Ejército y Policía en comunicación constante con el Presidente Daniel

Antes de finalizar la sesión de trabajo, la Compañera informó que los mandos del Ejército y la Policía Nacional, están en permanente comunicación con el Presidente Daniel Ortega, atendiendo sus orientaciones.

“Todos estamos haciendo lo que corresponde hacer y lo que corresponda hacer en cada momento”, indicó.

“Gracias a Dios que hemos venido organizándonos mejor, gracias a Dios que hemos estado preparándonos, capacitándonos en todo el país y a diario hemos reiterado la necesidad de prepararnos para estos momentos críticos”, expresó Rosario.

“Con calma, con fe, con la certeza de que Dios nos protege seguiremos tomando todas las precauciones, no dejar de hacer lo que hacemos, atender el Plan Verano y además atender este Plan de Emergencia. Sencillamente es más trabajo para que ustedes (familias nicaragüenses) tengan las posibilidades de descansar, cumplir con sus rituales de Semana Santa, manteniéndonos, eso sí, en comunicación constante”, concluyó la Compañera.