Tras el enjambre sísmico que afectó la tarde noche del jueves, las autoridades del Ministerio de Salud orientaron a dar de alta a 157 pacientes del Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales en León, que pueden continuar su esquema de tratamiento médico en sus hogares, quedando internados 78 personas.

Igual medida se tomó en el Hospital Fernando Vélez Paiz donde se dio de alta a 109 niños que estaban siendo atendidos por diferentes causas. En este centro quedaron 45 pacientes que por su condición de salud requieren tratamiento de mayor cuidado.

El compañero Enrique Beteta, Secretario General del Ministerio de Salud, indicó que esta medida solamente fue para aquellos pacientes que pueden ser manejados o tratados de forma ambulatoria, para que continúen las recomendaciones y tratamiento médicas desde sus hogares.

"Son pacientes que son manejados ambulatoriamente, que no corren peligro, que tienen un tratamiento muy especifico, por ejemplo un niño que tiene cinco días de tratamiento de neumonia y que perfectamente pueden cumplir su esquema en la casa, en el caso de pacientes de ortopedia pueden ser manejados en la casa sin problemas", señaló Beteta.

Es importante señalar que tanto las instalaciones del HEODRA en León y el Fernando Vélez Paiz, son edificaciones antiguas que soportaron el terremoto de diciembre de 1972, sobre todo el último mencionado.

Beteta manifestó que se está evaluando la situación en otros centros hospitalarios del país, a fin de tomar las decisiones correspondientes y de esa manera brindar seguridad a los pacientes y a los familiares.

“En los restos de los hospitales de Managua, también se están haciendo la evaluación para dar a algunos pacientes su alta, en el caso de la IV región estamos haciendo evaluaciones para que ante cualquier situación que se presente pueda darse también de alta algunos pacientes que pueden ser manejados ambulatoriamente”, señaló Beteta.