El jefe de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, Coronel Rogelio Flores, ratificó la disposición combativa de las fueras del cuerpo castrense para la evaluación de daños y brindar asistencia a la población ante las afectaciones
producidas por el terremoto de 6.2 que sacudió al pacífico nicaragüense la tarde de este jueves.

Flores explicó que el Ejército ha desplegado fuerzas militares en las zonas de mayores afectaciones del sismo, disponiendo de la Escuela Nacional de Sargentos para atender a la población de Mateare, así como a la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR) en el municipio de Nagarote, donde se registran afectaciones en más de 19 viviendas, así como efectivos militares en las zonas de San Rafael del Sur, El Crucero, Momotombo y los distritos I, II y IV de Managua, donde también se están evaluando los daños.

“Estamos de manera permanente, las labores que nosotros realizamos es búsqueda, salvamento y rescate, auxilio a la población, desobstaculización de vías, por ejemplo se dio un derrumbe de arboles en el Crucero, un derrumbe en San Rafael del Sur, hemos estado en la tarea de desosbtaculizar las vías. Tenemos la UHR que tiene los componentes básicos para actuar en esas direcciones, componente de ingenieros, componente médico, componente logístico, componente aéreo que tiene que ver con la evaluación de daños que estamos desarrollando para la atención rápida y eficiente a la población”, manifestó el jefe de la Defensa Civil.

Detalló que el Grupo de Crisis del Ejército, órgano encargado de evaluar esta crisis se encuentra en elevada disposición combativa y junto a la Comandancia General están evaluando la situación en el puesto de mando y dándole seguimiento y repuesta a la situación que se esté presentando.

“Tenemos un poco más de 40 efectivos que están en Mateare, tenemos equipos desplegados con la Defensa Civil evaluando daños en el Crucero, San Rafael del Sur, Momotombo y los distrito II, IV y I de la capital, donde estamos evaluando daños y también atendiendo”, añadió el Coronel Flores.