En entrevista con Multinoticias Canal 4, Pastora afirmó que durante 51 años conoció a Borge y que detrás de este hombre de carácter firme también había “hombre tierno y delicado que era capaz de llorar”, ante los sufrimientos del pueblo nicaragüense.

Edén recordó cómo Tomás le hizo prometer agobiado por el llanto luego de ver morir de hambre a una niña campesina, que no dejarían de luchar hasta que en Nicaragua no sucedieran más injusticias como ésa.

Para Edén la desaparición física del comandante Tomás no es más que un paso, ya que él estará espiritualmente junto al pueblo nicaragüense.

“Es de los hombre que dejan huella. Es de los hombres que hicieron historia. Es de los hombres que este pueblo no los va a olvidar nunca. Tomás lo que acaba de sufrir es una transformación de materia a espíritu”, destacó.

“El comandante Tomás Borge Martínez nunca vaciló, fue siempre un luchador y los últimos días de su vida lo demostró, pasó en una lucha cuerpo a cuerpo contra la muerte”, subrayó el legendario guerrillero.

Algo importante que destacó fue que Tomás supo reconocer los liderazgos a pesar de que él era uno de los fundadores del Frente Sandinista.

“Siempre reconoció la capacidad de liderazgo, la capacidad de conducir del Comandante Daniel Ortega (…) siendo Tomás fundador del Frente Sandinista y teniendo una trayectoria más larga”, refirió.

Pastora recordó que Tomás era quizá junto a Carlos Fonseca Amador, una de las figuras más odiadas por el somocismo, y que durante la lucha guerrillera siempre confío en la victoria revolucionaria, aún en los momentos más difíciles.