Con la elección de los 16 magistrados y 8 conjueces de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), se cerró el nombramiento de 54 funcionarios de los diferentes Poderes del Estado, lo cual garantiza que las funciones de cada institución continúen con su curso normal y constitucional.

Este jueves los diputados de la Asamblea Nacional, a excepción de los 23 diputados del PLI-MRS, eligieron a seis nuevos magistrados, entre estos al doctor Armando Juárez (ex fiscal electoral), Gerardo Arce Castaño, Ellen Lewin Downs (era juez de distrito penal en Bluefields) a los liberales PLI Virgilio Gurdián y José Adán Guerra, y a un representante del empresariado nacional, Carlos Aguerri Hurtado (tío del presidente del COSEP José Adán Aguerri).

Se ratificaron a los magistrados Alba Luz Ramos (actual presidenta de la Corte Suprema de Justicia), Rafael Solís, Armengol Cuadra, Juana Méndez, Francisco Rosales, Ligia Molina, Marvin Aguilar, Yadira Centeno, Antonio Alemán Lacayo y Manuel Martínez.

Entre los conjueces nombrados para un periodo de cinco años, se encuentran Patricia Delgado, Ivón Vasquez Cruz Pérez, William Villagra Gutiérrez, Juan Pablo Obando, Nelly Guerrero Gómez, Jorge Quintana García, Jamileth Rocha Arias y Jairo Gonzalo Hernández.

De esta elección participaron los 63 diputados de la alianza Unida, Nicaragua Triunfa que encabeza el FSLN, los dos diputados del PLC Wilfredo Navarro y Jorge Castillo, así como el diputado sin bancada, Santiago Aburto, quien en la mayoría de ocasiones votó en contra de los nominados.

Es importante señalar que a pesar que los diputados del PLI no asistieron a trabajar, lo que ya es una costumbre, el FSLN y los otros diputados apoyaron las candidaturas de Guerra y Gurdián, personajes que fueron propuestos por el grupo político que coordina el diputado Eduardo Montealegre. La propuesta de Aguerri Hurtado fue hecha por el ex vicepresidente Jaime Morales Carazo, a solicitud de los empresarios del país, la cual fue respaldada por 64 legisladores.

A trabajar por Nicaragua y las familias

El compañero Edwin Castro, coordinador de la bancada sandinista, señaló que la Asamblea Nacional cumplió con su obligación constitucional de nombrar a los 54 funcionarios de los diversos poderes del estado de unas listas compuestas por más de 300 candidatos.

“Los 54 electos son compañeros y compañeras van a trabajar por Nicaragua, que van a dar los mejor de sí por este cambio que estamos teniendo en Nicaragua, por esta transformación que estamos haciendo en Nicaragua donde el protagonista es el pueblo y no los funcionarios, el protagonista es la familia y no las organizaciones del estado”, señaló Castro, argumentando que cada funcionario está para servir al pueblo.

Sobre el apoyo que todos los diputados presentes dio a la candidaturas de Guerra y Gurdián, Castro señaló que ambos cumplían con los requisitos establecidos por la Constitución “y cada quien tiene en política sus razones y sin razones de actuar, lo que no pueden es venir a mentirle al pueblo y los del PLI decidieron no votar, es una decisión política de ellos, el pueblo juzgará y el pueblo decidirá”.

Subrayó que con estos nombramientos, se ha logrado una pluralidad y equilibrio de todos los sectores políticos y económicos en los Poderes del Estado. Al ser consultado si el FSLN cumplió con las negociaciones políticas, respondió que estos nombramientos no es un problema de negociación “el pueblo cumplió con el pueblo, el Frente cumplió con el pueblo”.

PLI es cínico

El legislador PLC, Wilfredo Navarro, dijo que los dirigentes del PLI son políticos cínicos, pues mientras negociaban cargos a espaldas de la población, en el plenario sus diputados dijeron “cualquier clase barbaridad, todo era comedia, una pantomima, una falacia”.

“Aquí la negociación fue constante, permanente, aunque muchos lo nieguen, hablamos de cara a la faz de la nación, hemos hecho negociación, hemos negociado porque eso es lo que corresponde en la Asamblea Nacional”, dijo Navarro, agregando que el PLI negoció, pero exigiendo más cargos.

“Su retiro (del PLI) no se debe a que estén en contra que se nombren los nuevos magistrados, porque cínicamente ellos decían ‘si nos das lo que te pedimos vamos a votar por Roberto Rivas’, entonces como no se les dio a lo que querían, por eso se retiraron y al final se conformaron con la cuota en la Corte Suprema de Justicia”, expresó Navarro.

El diputado independiente Santiago Aburto, indicó que el PLI juega un doble juego, por un lado negocia cargos a escondidas y a través de sus medios de derecha dan otro discurso.

“Aquí hay algo amarrado, aquí hay una explicación que debe dar Eduardo Montealegre y que tiene que dar Virgilio Gurdián y también José Adán Guerra porque fueron postulados por Eduardo Montealegre”, expresó Aburto.

El nuevo magistrado Virgilio Gurdián, indicó que asumirá su magistratura por el “bien de Nicaragua” porque el Poder Judicial representa uno de los ejes centrales del desarrollo jurídico y de la propiedad del país.

“Necesitamos poner un grano de arena los electos. Venimos con el mejor afán de cumplirle a Nicaragua, de cumplirle a la ciudadanía”, dijo Gurdián.

En tanto Guerra, dijo que trabajará por fortalecer la institucionalidad del país, para contribuir que la justicia siempre prevalezca. Por su parte, Armando Juárez, señaló que lo primordial es ser fiel a la institucionalidad o a las leyes del país, ya que todas las instituciones jurídicas o policiales forman parte de un todo.

Con esta elección se concluyó el proceso de nombramiento en todos los poderes e instituciones, como la CSJ, Consejo Supremo Electoral, Ministerio Público, Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, Contraloría General de la República, Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras.