La bella ciudad colonial de Granada, una de las primeras fundadas en territorio americano por los colonizadores, situada en la ribera del Lago Cocibolca o Lago de Nicaragua, se encuentra a 40 kilómetros al sur de la capital, Managua, y es uno de los sitios más visitados por turistas nacionales y extranjeros.

Su imponente arquitectura, sus comidas y paisajes, los centros turísticos y recreativos, hacen de Granada una excelente alternativa para disfrutar los días de descanso de la Semana Santa.

La “Gran Sultana”, a como es conocida, cuenta con una variada oferta turística que no se deben perder, una de ellas son los famosos Cruceros Familiares que salen desde el muelle.

En el Barco Hilario Sánchez, con capacidad para 250 personas, bordea una gran parte de las Isletas de Granada y atraca en la Fortaleza San Pablo, construida en el siglo XVIII, en donde los turistas pueden conocer un poco más de la historia que ahí se esconde.

Las familias llevan su comida, bebidas y frutas de la temporada para degustarlas en los 25 minutos que dura la visita a la Isla. Otros, sin embargo, prefieren quedarse para comer con más tranquilidad y bañarse en las isletas a la espera de la llegada del segundo barco.

Alondra Vado, una joven habitante de Nandaime, comentó que “es primera vez que vengo a los Cruceros Familiares, vine con mis abuelos y mis hermanos. Todo lo he visto muy lindo, el recorrido de dos horas me ha parecido interesante y el paisaje muy verde y tranquilo”.

Otro de los turistas que disfrutó en familia de las actividades dentro del Barco, es el señor Reynaldo Vargas, quien habita en en el municipio de El Crucero.

“Ya con esta son cinco ocasiones las que he venido a ver las isletas de Granada, que son muy bellas. Dentro del barco hay muy buena diversión para los niños y para los adultos, así que nadie se aburre y el costo está muy bien”.

Diana Carolina, una joven turista, dijo que “es el segundo año que hago este viaje. Siempre es el mismo entorno alegre, musical, dinámico con los niños y los divertidos payasos, pero más que todo es la bella isla. En esta temporada, a quien les gusta ir a las playas esta seria una buena alternativa”.

Vendedores esperan buenas ventas durante la Semana Mayor

El periodo vacacional no solo es de gozo para los veraneantes, los vendedores y negocios formales e informales obtienen buenas ganancias durante estos días. Estos ofrecen una gran variedad de productos como raspados, helados, quesillos, churros, pescados fritos, bebidas, gorros, trajes de baño e inflables para los niños y niñas. Así lo pudimos observar durante el recorrido realizado en el Centro Turístico y Recreativo de Granada.

Daniel López, vendedor de inflables para los niños comentó que “La semana pasada nos fue regular, pero espero que en la Semana Mayor las ventas se incrementen. La gente está viniendo poco a poco y eso es bueno”.

Centros turísticos embellecidos

Es importante mencionar que el Centro Turístico de Granada se está embelleciendo para recibir a los veraneantes en un ambiente limpio, por eso, trabajadores de la Alcaldía han empezado a pintar las bancas y a arreglar los chinos para los infantes. Asimismo, los vendedores no pagan impuestos por ofrecer sus productos y los visitantes tampoco por disfrutar de las aguas de este centro.

Yalin Sánchez, vendedora de raspados, manifestó que “Yo vendo raspados con leche, tamarindo, piña y unos riquísimos quesillos, esperando que las ventas sean mejores que el año anterior y nos ayuda el no pagar impuestos por vender acá”.

Uno de los veraneantes que disfrutaba con su familia de las aguas de Granada, es el señor Maynor Obando quien dijo que “Me gusta venir aquí por la seguridad y el ambiente. En esta semana de vacaciones volveré junto a mi esposa a bañarme y relajarme. Ahora estoy disfrutando de un riquísimo pescado en este restaurante Camino Viejo, en donde he encontrado una excelente atención”.

Turistas nacionales y extranjeros disfrutan de los encantos de la ciudad colonial

En el parque Central de Granada, uno de los lugares más visitados, la oferta turística se amplía, puesto que los negocios alrededor ofrecen hospedajes, bares, restaurantes, vendedores de ropa, aretes, collares, ropa, calzado, cerámica, bolsos, entre otros, con llamativos colores, recuerdos que pueden llevarse del viaje a esta encantadora cuidad los turistas nacionales y extranjeros.

El vigorón es un platillo que se debe degustar obligatoriamente en Granada.

En el “kiosco la Gata”, al noreste del parque Central, la señora Yelva Urbina, propietaria, explicó que “la demanda de vigorón es grande, por eso desde tempranas horas nos disponemos a vender este rico alimento que le encanta a los turistas, además de los refrescos naturales.

Otro kiosco famoso es “El Gordito”, quien destacó que “Es una tradición venir a Granada y probar un rico vigorón. Todas las personas que les gusta deleitarse de un buen vigorón deben hacer una parada en el kiosco El Gordito, acompañado de una deliciosa bebida”.

Además de las diferentes propuestas turísticas que ofrece La Gran Sultana, las personas pueden participar de las actividades religiosas en las diferentes iglesias que tiene la ciudad, como por ejemplo la Iglesia Guadalupe, en donde los devotos asisten a las diferentes actividades que se han preparado en víspera de la Semana Mayor.

Este pequeño recorrido por Granada, no puede terminar sin mencionar la seguridad que ofrecen a los turistas las autoridades de la Policía Nacional, para que todo el que llegue pueda disfrutar en un ambiente de paz y tranquilidad.