Los diputados de la Asamblea Nacional continuaron este miércoles con el nombramiento de los funcionarios de diversas instituciones del Estado, entre estos los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE), el Superintendente de Bancos y Otras Instituciones Financieras (SIBOIF), El Fiscal de la República y los directivos del Instituto Nicaragüense de Electricidad (INE). El martes fueron nombrados los miembros de la Contraloría General de la República y el Procurador y Subprocurador de Derechos Humanos.

La sesión parlamentaria inició a las 9 de la mañana con la intervención de varios diputados de la bancada liberal que insistieron en que el parlamento violentara la Carta Magna nombrando a la ciudadana norteamericana Kitty Monterrey, quien además se encuentra presuntamente vinculada a la estafa contra la orden religiosa de Santa Teresa de Jesús. Esta estafa por más de 500 mil dólares fue realizada por Álvaro Montealegre Rivas, hermano del diputado Eduardo Montealegre, señalado también de cometer una monumental fraude con los llamados Certificados Negociables de Inversión, conocidos popularmente como el Robo de los Cenis o el Robo del Siglo.

Los legisladores liberales ocuparon el hemiciclo para vociferar y destilar veneno, en su intento de obligar a los otros diputados de nombrar a sus candidatos, muchos de estos vinculados a robos y fraudes, tal es el caso del prófugo Roberto Bendaña.

El presidente del parlamento, René Núñez, de forma muy paciente esperó que los liberales sacaran sus rencores, expresaran sus diatribas y posteriormente abrió el proceso de votación del dictamen de mayoría que fue emitido entre los años 2007-2011, cuando el FSLN aún no tenía mayoría parlamentaria.

Este dictamen fue rechazado contundentemente, pues el mismo contenía nombres de ciudadanos norteamericanos y otros señalados de actos de corrupción cuando fueron funcionarios de los gobiernos neoliberales, tal es el caso de Róger Arteaga, Roberto Bendaña, Kitty Monterrey, Maximino Rodríguez y otros.

Posteriormente se aprobó el dictamen de minoría y de esa manera se dio pase a la votación individual de cada propuesto, siendo electo de primero José Marenco Cardenal, seguido del actual magistrado presidente del CSE, Roberto Rivas Reyes, ambos con 63 votos. El tercer electo con 62 votos fue el compañero Johnny Torres Aguilar, quien por muchos años presidió el Consejo Electoral Municipal en Managua, y José Luis Villavicencio. Los liberales del PLI tras el nombramiento de Rivas se retiraron del hemiciclo en otra muestra de su intolerancia y capricho de exigir un puesto para la citada ciudadana norteamericana.

En un segundo momento los diputados eligieron al Comandante Lumberto Campbell, al compañero Emmet Lang, al doctor Luis Benavides (64 votos) y a Emiliano Enríquez (64 votos) que pasó de ser magistrado suplente a propietario. Los últimos en ser nombrados magistrados suplentes fueron Virginia Molina Hurtado quien fungió como vicesuperintendente de Bancos y Otras Instituciones Financieras y Miguel Meléndez, quien en la legislatura pasada fue diputado del PLC.

“La molestia de los diputados del PLI es porque no vamos, ni aceptamos elegir a una ciudadana norteamericana en violación a la Constitución Política de este país, una ciudadana norteamericana que, además, ¿qué dirían los monjitas teresianas en el fraude que tienen? esta ciudadana norteamericana está involucrada en este fraude y es la candidata de ellos y es la que no se aceptó, que lo sepa el público en general y por eso es que están haciendo todo el show que están haciendo”, reveló Castro, agregando que si el FSLN y los otros diputados hubiesen aceptado la propuesta PLI, estos estarían contentos “y no están porque no aceptamos”.

PLI tiene techo de vidrio

Castro señaló que el PLI no tiene moral para hablar de honestidad, cuando su principal directivo (Eduardo Montealegre) tiene juicios pendientes millonarios “y me refiero a los Cenis que todavía están pendiente las acusaciones de miles de millones de dólares defraudados al pueblo de Nicaragua”.

“Eso son estos señores, esos son los que hoy se rasgan vestiduras y hablan de honestidad como Carlos Lagrand (diputado PLI), quieren que ciudadanos norteamericanos vengan aquí (sean nombrados funcionarios de un Poder del Estado). Está bien, que voten en contra, tienen todo el derecho, pero una cosa es que voten en contra y otra cosa que vengan argumentar desde una tribuna de purezas, cuando tienen el techo de vidrio y más que de vidrio”.

Wilfredo Navarro dijo que los legisladores PLI son “políticos inconsistentes” pues sus discursos y sus actuaciones se contradicen, pues el martes hablaron y se abstuvieron, mientras este miércoles volvieron hablar y votaron en contra.

“Es una actitud dual, hablando en términos nica son gallo gallinas, porque si hablan cualquier grosería en el plenario y después se abstienen están demostrando que no son coherentes con sus opiniones”, dijo Navarro.

Refirió que el “berrinche” que hicieron en la asamblea es porque no se les aceptó a todos sus candidatos “porque quieren una cuota más grande para poder votar, ellos piensan que con esas posiciones van a obtener mayores cargos, lo que están haciendo es quedándose fuera”, dijo Navarro.

Tras las intervenciones se eligieron a las autoridades de la SIBOIF, siendo ratificado como superintendente el doctor Víctor Urcuyo y como vicesuperintendente a la licenciada Martha Mayela Díaz. Mientras la compañera Ana Julia Guido fue nombrada Fiscal General de la República y como Fiscal Adjunto Julio Cesar González, todos con 65 votos a favor.

Los últimos nombramientos fueron a José David Castillo, que seguirá presidiendo al INE, y como miembros fueron electos, Jadher Alvarado Avellán, Oscar Danilo Carrión, José Manuel Obando y José Antonio Castañeda.

Se espera que este jueves sean electos los magistrados del Poder Judicial.