El nuevo gobierno del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) continuará el diálogo y concertación institucionalizados por la actual administración, afirmó hoy el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Franzi Hato Hasbún.

El también ministro de Educación ad honorem y nombrado por el presidente electo, Salvador Sánchez Cerén, como secretario de Gobernabilidad y Diálogo Político, se refirió así a las conversaciones iniciadas ayer entre miembros de la futura administración del FMLN y la cúpula empresarial.

En el primer mandato del partido de izquierda y del presidente Mauricio Funes se institucionalizó el diálogo y la negociación, no es nuevo, pero el conflicto es parte del proceso, enfatizó.

Recordó que Funes conformó la Secretaría de Asuntos Estratégicos para generar espacios de concertación que permitieran acuerdos.

Los aportes del actual gobierno se están dando en términos de continuidad, recalcó el funcionario.

Ahora, estamos convocando a los diferentes partidos políticos para platicar sobre las principales necesidades del país, puntualizó en una entrevista con la televisión local.

Acerca de la primera reunión con la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), celebrada ayer, explicó que fue un paso inicial y exploratorio para puntualizar una agenda de trabajo.

Ese encuentro estuvo encabezado por el vicepresidente electo, Oscar Ortiz, y Jorge Dabout, presidente de esa organización.

Habrá otras citas para establecer acuerdos, señaló el funcionario al tiempo que aseguró que también se propiciarán espacios con otros sectores empresariales con el fin de continuar en la búsqueda de la correlación de fuerzas para temas de país.

Ante la insistencia del conductor del programa, descartó que se aplique el modelo de desarrollo de Venezuela porque -dijo- El Salvador tiene sus propias características.

Afirmó que esa idea todavía llevada y traída por algunas personas y medios de prensa no es más que un fantasma electorero "para desprestigiar y crear incertidumbre".

La búsqueda de acuerdo es la parte fundamental de la política porque tenemos que trabajar juntos para construir la felicidad, eso quiere la gente, concluyó.