Nuestra Policía es constantemente reconocida en foros internacionales por su modelo de trabajo mano a mano con la comunidad y por la labor que ha venido desempeñando de manera profesional para vivir en una Nicaragua en Paz, Justicia, Desarrollo y Convivencia Familiar”, valoró el Cardenal Miguel Obando y Bravo durante la clausura de la XXIII Reunión Nacional de Mandos de esta institución, celebrada este martes en un hotel capitalino.

El Presidente de la Comisión de Reconciliación, Paz y Justicia, previo a hacer la invocación al Altísimo en esta importante reunión, felicitó de manera especial al Presidente de la República y Jefe Supremo de la Policía Nacional, Comandante Daniel Ortega y a la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, “por sus deseos de mantener una Nicaragua segura y en Paz a través de la Policía Nacional”.

En su reflexión, el Cardenal de la Paz también reconoció la gran labor que realiza la Primera Comisionada, Aminta Elena Granera, al frente de la Policía Nacional; además de la colaboración de todos los miembros del Cuerpo Policial que han logrado que Nicaragua sea ejemplo y referencia en materia de seguridad en la región.

"Agradecemos el trabajo que realizan nuestros oficiales, hombres y mujeres de bien que arriesgan su propia vida para que sus hermanos nicaragüenses vivan en un país seguro y en paz. Que el Señor Jesucristo bendiga cada acción, cada gesto, cada actividad de nuestra Policía Nacional, que realice por buscar la paz, la tranquilidad y el bienestar del pueblo nicaragüense”, expresó Su Eminencia.

El Cardenal Miguel, durante la invocación al Altísimo pidió por la protección a los miembros de la Policía Nacional y familiares, y manifestó que sea el buen Jesús ejemplo e inspiración para que estos grandes hombres y mujeres continúen trabajando solidariamente por la seguridad y la paz de sus hermanos y hermanas nicaragüenses.