El Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, envió sus felicitaciones al pueblo de Costa Rica y al presidente electo de ese país, Luis Guillermo Solís.

Durante la clausura de la XXIII Reunión de Mandos de la Policía Nacional, el mandatario nicaragüense indicó que nuestro país está ya entendido que para Solís aún no existen condiciones para la normalización de las relaciones entre los gobiernos, ello a pesar que ambos cuentan con sus respectivas embajadas en San José y Managua.

“A nosotros nos alegra el que se hayan realizado estas elecciones en Costa Rica en tranquilidad, en paz. Costa Rica tiene ya un presidente electo, nos alegra y felicitamos al pueblo de Costa Rica y también felicitamos al presidente electo, y estamos entendidos que para el presidente electo todavía no hay condiciones para que normalicemos las relaciones en campo político-diplomático”, afirmó Daniel.

Destacó que, no obstante, se ha logrado mantener una buena comunicación de las fuerzas de seguridad tanto de Costa Rica como de Nicaragua a pesar de las tensiones limítrofes.

“A final de cuentas los problemas que tenemos Costa Rica y Nicaragua ya no dependen de Costa Rica ni de Nicaragua, sino dependen de lo que decida la Corte Internacional de Justicia de La Haya”, manifestó Daniel.

Al respecto señaló que Nicaragua ha planteado que independientemente de que estos casos estén en la Corte, “eso no debe cerrar a Costa Rica y Nicaragua a establecer un diálogo en el campo político-diplomático”.

“Somos países hermanos. Miles de nicaragüenses prestan su fuerza de trabajo allá en Costa Rica, una fuerza de trabajo (...) que ya es imprescindible para la economía costarricense”, destacó.

Daniel afirmó que si las fuerzas de trabajo inmigrantes son asimiladas en los países desarrollados es porque esas fuerzas de trabajo les sirven a ellos.

Dijo que Nicaragua tiene un mayor número de inmigrantes en Costa Rica, a pesar de que en otros países del área también hay una buena presencia de nicaragüenses.

Aunque aseguró que en Nicaragua también hay inmigrantes e inversionistas trabajando en Nicaragua con todas las seguridades del caso.

Daniel abogó así mismo por seguir fortaleciendo el campo de la seguridad con Centroamérica, y en particular con Costa Rica, ya que hay comisiones de trabajo organizadas que no se han reunido desde hacer buen rato.

“Hay que ir pensando en retomar estas reuniones, si es posible, antes de que asuma el presidente electo Solís”, expresó Daniel indicando que es de interés común mantener la seguridad en la zona fronteriza.

El mandatario también señaló que coincide con Solís en que hay que seguir trabajando en el plano de la integración económica, en el comercio y en la seguridad.