Un alargado caserío se extiende desde 'Los Ángeles' hasta 'Palos Verdes', las dos comunidades más empinadas del municipio de Cárdenas. Los dos remotos pueblos rivenses -que ya en las postrimerías de la longevidad- supieron que más allá del tiempo y la ininterrumpida cara de la desesperanza, llegaría al fin eso que los abuelos llamaban, casi viendo hacia el horizonte perdido, 'progreso'.

Un canto fuerte y alegre se escuchó la mañana de este lunes bajo el destellante Astro que anunciaba las doce. Decenas de familias de Cárdenas celebraron la llegada de lo que en adelante les será un futuro promisorio. Francisco González, encendió el primer bombillo, y seguidamente la ovación desplazó el canto de los gallos. “La energía eléctrica ha llegado a Los Ángeles, aún nos dio chance diosíto para ver este privilegio”, expresó sonriente el anciano.

Evidentemente habían pasado cerca de 80 años sin saber qué era la energía, o al menos qué era tener energía en casa, porque para saber que existía, antes tenían que viajar de 45 minutos hasta 1 hora al mero Cárdenas, “o bien, según donde estuvieran regados los familiares, había que ir hasta el merito Rivas, ya sea para beberse una agua helada o para cargar los celulares”, explicó Rosario Quintanilla, quien llegó con sus dos nietos al acto inaugurativo.

-Usted ve ese candil que está guindado en esa viga?- preguntó Rosario. Pues es el mismo que nos alumbraba muy a las cuatro de la mañana, porque eso sí, aquí uno se levanta tempranito, y para no andar como los fantasmas en plena oscuridad, pues encendíamos los candiles, y así alistábamos a los chavalitos estos para que fueran a la escuela, o ya sea para poner a arder el café al fogón- indicó la anciana.

Pero la mañana de este lunes, todos, los 540 habitantes de Palos Verde y Los Ángeles, estaban allí, celebrando. “La energía eléctrica era un sueño, uno jamás pensaba que podía dejar atrás los focos de mano y las candelas, pero está pasando, y pues hay que agradecer a Dios y al Presidente Daniel Ortega, quien es que se ha preocupado por mandar estos grandes logros”, manifestó Liseth del Socorro Tinoco, otra de las pobladoras que festejaron a lo grande.

Las cuadrillas de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), desde temprano habían instalado un par de toldos bajo los cuales se llevó a cabo la actividad inaugural, “porque eso sí, el Sol en Cárdenas como que muerde la piel, es bien caliente, por eso hasta nos vamos a sentir bien agradecidos, porque hasta hace tres días ha venido la energía, pero ya la gente está más que alegre, que quieren comprar refrigeradoras para vender gaseosas, frescos y hasta el bendito hielo que tanto costaba conseguir”, indicó Abner Vanegas.

Un caballo fue marcando un paso lento y martillante hasta llegar a la máquina. Roberto Antonio Vega, su papá y su hermano, estaban procesando el arroz, el mismo grano que cultivaron hacía unos meses atrás y cosecharon de unas pequeñas parcelas familiares. Estaban feliz porque la energía ahora les ha permitido agrandar el negocio, la trilladora está dando mejores resultados, y pueden sacar de 15 a 20 quintales a diario, cuando antes, de manera artesanal, apenas lograban escasamente cinco sacos 'bocones'.

“Solo con el proceso revolucionario sandinista es que hoy estamos disfrutando de esta bendición”, advirtió Roberto, mientras continúo depurando el arroz, además de destacar que otra de las facilidades que ha traído esta importante obra es el mejoramiento de la comunicación, “porque antes, para poder cargar el celular, tenía que ir hasta donde mi hermano para que me prestara una 'carguita', porque es uno de los pocos que tiene panel solar”, sostuvo.

De manera objetiva, el desarrollo en estas comunidades de Cárdenas, no solo vino estimulado por la instalación del servicio de energía eléctrica, sino por la construcción de una extensa carretera adoquinada que logrará comunicar hasta el municipio de Colón, donde viven miles de nicaragüenses que se dedican a la siembra e maíz, plátano, trigo y arroz.

“Con la luz viene el progreso, y por eso nosotros estábamos pensando que ya con la energía y esta carretera que se está haciendo, vamos a salir adelante”, señaló Silvio Hurtado. El poblador de El Tablón, tras haberse inaugurado la trascendental obra, refirió que, pese a los tanto años que tiene Cárdenas en su recorrido histórico, los pobladores jamás perdieron las esperanzas que verían llegar los Nuevos Tiempos de Luz y Prosperidad.