La Policía Nacional dio a conocer la mañana de este lunes, un comunicado en el que informa sobre el asesinato del párroco de Wiwilí, Francisco Blandón, y la joven Sandy Hernández, por parte de Heynar Maldonado, cónyuge de la muchacha, y quien se disparó a sí mismo, tras cometer el crimen.

A continuación, el comunicado de la Policía Nacional:

POLICÍA NACIONAL SE REFIERE SOBRE LOS HECHOS VIOLENTOS EN WIWILÍ

El día domingo 6 de abril de 2014, a eso de las 9 de la noche, en el municipio de Wiwilí, departamento de Jinotega, resultaron muertos por disparos de armas de fuego el sacerdote Francisco Blandón, quien se desempeñaba como párroco de esa localidad, la joven Sandy Hernández y Heynar Maldonado, quienes eran cónyuges.

En este momento, se conoce de forma preliminar, en base a testimonio de la joven Erlin Castillo, quien es sobreviviente de los hechos y estuvo presente al momento en que ocurrieron, que a eso de las 5 de la tarde del mismo día, por invitación del sacerdote Francisco Blandón, acompañó a la joven Sandy Hernández, a la casa cural de Wiwilí, a donde ya la había acompañado en otras ocasiones, la dejó en ese lugar por unas dos horas y regresó a traerla a eso de las 7 de la noche. En ese momento se quedaron ella (Erlin), Sandy y el padre Blandón por un tiempo aproximado de dos horas, compartiendo una cena.

A eso de las 9 de la noche, se disponían a retirarse del lugar, el padre Blandón las acompañaba a la puerta de salida de la casa cural, cuando observó llegar a bordo de una moto a Heynar Maldonado, cónyuge de Sandy Hernández, el cual portaba un arma de fuego corta, se aproximó y le dijo Erlita apártese, que ya no puedo más con esto, ella le responde Contrólese, que solo estábamos conversando con el padre… la aparta repitiéndole ya no puedo más… procediendo inmediatamente a disparar en contra de Sandy Hernández y de Francisco Blandón, quienes resultan gravemente lesionados y seguidamente el mismo Heynar Maldonado se realiza un disparo en la cabeza. Las tres personas fueron trasladadas al Centro de Salud, donde fallecen a causa de las lesiones ocasionadas por los disparos.

Un equipo de investigación de la Dirección de Auxilio Judicial y de la Policía de Jinotega se trasladó al lugar, a fin de realizar las diligencias de investigación correspondientes.

Dado en la ciudad de Managua a los 6 días del mes de abril del año 2014.