Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes abogó para que el nuevo mandatario de Costa Rica, que resultó electo este fin de semana, entable nuevas relaciones con Nicaragua y busque la solución de cualquier conflicto mediante la vía del diálogo.

El Cardenal Brenes recordó que Nicaragua y Costa Rica son pueblos hermanos y dijo que así como entre los obispos de las conferencias episcopales de ambos países existe un ambiente de fraternidad “ojalá que esta experiencia de Iglesia pueda también transmitirse a nuestros líderes políticos, porque no podemos echar a nuestros pueblos a pelear”.

“Creo y espero que el nuevo presidente (de Costa Rica) entable nuevas relaciones de diálogo, el Santo Padre ha dicho insistentemente que todos nuestros conflictos solamente los vamos a solucionar a través del diálogo, no es con la confrontación, no es echándonos a pelear que vamos a resolver los problemas, sino sentándonos, poniendo nuestros puntos de vista y como personas civilizadas encontrar aquellos puntos en común para el desarrollo, la felicidad y la prosperidad de nuestros pueblos”, expresó el Cardenal Brenes.

Por otro lado, Brenes destacó el papel de instituciones internacionales, como la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que ayudan a solucionar los problemas y evitar guerras cuando hay tensiones entre dos naciones.

El también Arzobispo de Managua, dijo que además de llevar los problemas ante esas instancias, también es bueno acatar las sentencias que se emitan en el alto tribunal.

En ese sentido recordó que Nicaragua también ha tenido diferendos con Colombia, país que todavía no acata la decisión de la CIJ, a la que calificó como una instancia con valor internacional y determinación.

Finalmente, reiteró que “lo importante es evitar toda situación de violencia, evitar toda situación que nos lleve a los conflictos porque eso trae mucha tristeza, ojalá que todo eso se evite y todo lo podamos llevar a nivel del diálogo para buscar las soluciones”.

El Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega, ha invitado en diferentes oportunidades a las autoridades costarricenses, a un diálogo para encontrar soluciones a los diferendos limítrofes.