A más de veinte kilómetros del casco urbano del municipio de San Francisco Libre, en el departamento de Managua, se encuentra la comunidad Las Mercedes del Bijague, donde se ubica la Escuela Rafaela Herrera, la cual alberga un total de 21 jovencitos entre hombres y mujeres que desde hace ocho semanas son partícipes del programa de Educación Secundaria a Distancia en el Campo, programa que permite que los muchachos de cinco comunidades del municipio puedan continuar con sus estudios.

Desde tempranas horas, los protagonistas de esta restitución de derechos, así como los maestros llegan al centro de estudio a recibir e impartir el pan del saber, el que en un futuro les permitirá desarrollarse de manera integral y ser parte del proceso de desarrollo de nuestro país.

A pocas semanas de estar recibiendo las clases, los jovencitos destacan el apoyo que han recibido por parte de los maestros, las autoridades del Ministerio de Educación (MINED), los Gabinetes de la Familia y sus padres, lo que ha permitido que este programa educativo sea todo un éxito, siendo un logro más del proceso revolucionario que a diario se vive en Nicaragua.

“Este programa educativo es muy importante porque antes teníamos que recorrer a caballo más de 15 kilómetros para poder ir a clases en otro centro educativo, además teníamos que gastar dinero en la compra de nuestra alimentación y ahora el gobierno nos garantiza la merienda y los folletos. Ahora las clases las recibo más cerca de mi casa y eso me llena de felicidad”, destacó Rosalina Gutiérrez.

“Estas clases me parecen bien porque tenemos más facilidad de educarnos, la escuela está más cerca y es mejor para nosotros, las clases están buenas, los maestros son excelentes y recibimos almuerzo es por eso que estamos contentos y hemos adquirido el compromiso de estudiar y salir adelante para en un futuro ayudar a mi comunidad”, dijo Ervin Altamirano.

“Para poder ir a la escuela tenía que ir muy largo de mi comunidad, levantarme más temprano y lo más difícil era durante el invierno porque los ríos se llenaban y eso ponía en riesgo nuestra vida, era difícil poder estudiar, ahora estoy alegre por la oportunidad que nos está brindando el gobierno y por eso me he comprometido a estudiar y a ser una excelente alumna”, expresó Daniela Treminio.

Por su parte el compañero Ángel Hernández, director del centro de estudios destacó el éxito que ha alcanzado este plan que el Gobierno Sandinista está impulsando en el campo, lo que permitirá que cada vez sea más los jóvenes que tienen un futuro garantizado a través del estudio.

“A pesar de ser este el primer año que se apertura este programa educativo, considero que ha sido un gran éxito y esto es debido a la preocupación de nuestro presidente por hacer llegar la educación a los lugares más remotos, hoy los jóvenes tienen la oportunidad de prepararse para un futuro mejor. El éxito en estas ocho semanas ha sido gracias a la metodología que se está empleando en la enseñanza, la cual está acorde a la realidad de las comunidades” manifestó.

Así mismo, los padres de familia agradecieron al Gobierno Sandinista por ser el garante de la buena formación académica que hoy reciben sus hijos, los que años atrás tuvieron que limitarse a no seguir en la escuela debido a la lejanía de los centros educativos.

“Lo que está haciendo el gobierno por nuestros hijos es muy bueno porque antes ellos tenían que estudiar muy lejos de aquí, ahora están más cerca de nuestras casas y ellos tienen mayores oportunidades, antes corrían muchos riesgos sobre todo durante las lluvias pero gracias a Dios y al gobierno hoy nuestros hijos reciben clases los sábados con maestros de calidad y en condiciones dignas”, dijo María Treminio, madre de familia.

A nivel de todo el departamento de Managua se han instalado 15 centros de Educación Secundaria en el Campo, lo que demuestra el interés del Gobierno Sandinista por restituir los derechos de la juventud a contar con un sistema educativo gratuito, de calidad y con las facilidades que les permitan un mejor desarrollo académico.