Con alegría reflejada en el rostro, familias de cuatro comunidades matagalpinas expresaron su satisfacción con el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, tras serles restituido su derecho a tener energía eléctrica en sus casas de habitación.

La energía eléctrica les fue instalada por brigadas de trabajadores de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) que se introdujeron a zonas bastante alejadas de los principales centros urbanos del departamento de Matagalpa, llevando los materiales de construcción, así como equipos para instalar las redes eléctricas y de transporte.

Estas cuatro alejadas comunidades responden a los nombres de San Francisco de Peñas Blancas, que está ubicada al este del municipio del Tuma-La Dalia, en el departamento de Matagalpa, mientras que las otras tres están al oeste de la ciudad de Matagalpa, sitios que en ambos casos nunca tuvieron luz eléctrica.

Al respecto, el ingeniero Mario Esquivel manifestó que en la comunidad de San Francisco de Peñas Blancas, en la jurisdicción del Tuma-La Dalia, ENATREL construyó 4.1 kilómetros de red a un costo de 2 millones 513 mil 685 córdobas con 50 centavos, beneficiando a 815 protagonistas de esta comunidad que fueron bendecidos y prosperados con el proyecto.

Sube índice de electrificación

Agregó que este municipio en el 2007, al asumir la Presidencia el Comandante Daniel Ortega, tenía un índice de electrificación de sólo el 19 por ciento, pero al día de hoy llegamos al 52 por ciento de la población del municipio del Tuma-La Dalia, que está viendo restituido su derecho a la energía domiciliar.

Por su lado, el alcalde de La Dalia, Jaime Arauz, expresó que “las comunidades campesinas de la Dalia eran históricamente abandonados y sólo el comandante Daniel Ortega les vino a restituir el derecho a estas localidades, que pese a estar muy cerca de la carretera, no tenían luz”.

Destacó que en este año “pensamos terminar 34 proyectos para esta zona y para el 2015 estamos proponiendo 18 más, y si seguimos a este ritmo, en dos o tres años tendremos el 80 por ciento de nuestras comunidades con luz eléctrica, beneficiando a unos 40 mil habitantes”.

Entre tanto, un estudiante y trabajador, Jorge Cáceres, expresó su agradecimiento de que el gobierno está restituyendo el derecho de los ciudadanos a tener energía eléctrica.

Familias e iglesias beneficiadas

Francis Obando de San Francisco, de Peñas Blancas, por su parte expresó que la comunidad está muy contenta y agradecida con Dios y con el presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, porque ahora ya tienen luz y pueden realizar labores comerciales que necesitan del servicio energético.

“En la iglesia ahora tenemos instrumentos nuevos, antes teníamos que comprar gasolina para echar a andar la planta eléctrica y tener electricidad para que funcionaran los equipos, pero ahora tenemos luz que nos puso el gobierno del presidente Daniel Ortega”, expresó la compañera Obando.

Mientras tanto, en las comunidades de Las Trancas, Apalili y San José de Umire, al oeste del municipio de Matagalpa, Jesús
María Herrera Obregón, manifestó “hace mucho tiempo esperábamos que sería instalada la luz eléctrica en esta comunidad, ahora pues estamos alegres, porque ahora hay otro ambiente”.

Por su parte, Yolanda Herrera Zeledón, dijo “ya no hay necesidad de calentar con leña la plancha, ahora no nos vamos a ahumar, ni nos calentaremos tanto las manos, vamos a tener televisor y a los chavalos van a ir a clases con su ropa planchada”.

Entre tanto, Ingrid María Espinoza calificó de muy bueno el proyecto de electrificación de la comunidad, señalando que si no fuera por el gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, no tendrían aún luz eléctrica en sus hogares, porque con los gobiernos anteriores fue imposible porque no se interesaban en el pueblo.