Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes hizo un llamado a las familias nicaragüenses a promover la unidad y la reconciliación en estos días de Cuaresma y sobre todo en la Semana Santa, fecha en que se celebra la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

Las palabras del líder católico se dieron en la misa celebrada en la Iglesia Jesús del Rescate en el municipio La Conquista de Carazo, donde miles de fieles creyentes católicos acompañaron al Cardenal Brenes en el quinto vía crucis con la imagen del Señor de Esquipulas y Cristo del Rosario. La procesión culminó con la eucaristía presidida por el alto prelado.

Los inclementes rayos del sol que irradiaron en esta zona del país no impidieron que miles de nicaragüenses de diversas zonas del país llegaran a este municipio caraceño en decenas de buses, para celebrar una nueva peregrinación.

“Este tiempo de Semana Santa es un tiempo para dedicarle a la reflexión, hemos vivido 40 días en tiempo de conversión”, subrayó Brenes al calificar las peregrinaciones como hermosas experiencias de fe y amor hacia Jesucristo.

Indicó que al menos 10 mil personas asistieron a los cinco vía crucis que se realizaron en el Santuario Nacional de Nuestro Señor de Esquipulas. 115 parroquias con sus sacerdotes han participado en esta conmemoración de la Cuaresma en Carazo, es por ello que el Cardenal Brenes llama al pueblo a vivir una verdadera conversión.

La celebración de la Cuaresma es vivir con gozo la Pascua, por eso los fieles afirman que la semana mayor se debe mantener el respeto y el amor de dios.

“Nuestro departamento de Carazo estuvo marcado por la imagen del Señor de Esquipulas, aquí en nuestra comunidad de La Conquista y en Masaya, también marcada con otro Cristo ahí en el Calvario, qué hermoso es que nuestra Arquidiócesis de Managua sigue a ese Cristo que carga con su cruz y que ese instrumento de suplicios, de vergüenza, de muerte como era la cruz en Cristo se convierte en un trono, se convierte en ese trono en el cual el reina y en el cual nosotros podemos obtener ese consuelo, esa fortaleza”, indicó Brenes.

En esta parte de sus palabras hizo el llamado de unidad familiar “y ya estamos a la vuelta de la Semana Santa y la invitó que la vivamos con verdadera devoción”.

“Celebrar la Cuaresma es ese momento precioso para también vivir con gozo y con la alegría la Pascua del Señor. Los invitó a que esta Semana Santa sea un momento hermoso en este año de la familia, reconciliarnos como familia”, dijo.

Indicó que el tiempo de Cuaresma es un momento oportuno para que todos conozcamos que Dios es misericordioso y lo podemos sentir.

En la puerta de la Iglesia encontramos a doña María Arce que reside en el barrio Monseñor Lezcano entregando a los fieles una imagen del Señor de la Misericordia, como parte de una promesa de su familia.

“Debemos promover la paz, la unidad familiar y creer siempre en Jesucristo, Él es el único que nos puede dar la felicidad”, dijo doña María.

“Nosotros los católicos debemos de seguir el mandato de Dios, yo creo que cuando decimos Semana Santa debemos acercarnos a Cristo, a las palabras de Dios, pero normalmente lo que hacemos es ir al mar y lo religioso lo hemos apartado, lo que hemos vivido hoy es una gran experiencia”, mencionó Luis Cano, del municipio de Villa El Carmen.

A ocho días para el inicio de la Semana Santa los católicos se preparan para conmemorar la Resurrección de nuestro Padre Eterno, la iglesia Católica continúa desarrollando diferentes actividades religiosas previas a la Cuaresma.