Estudiantes, docente y personal de administrativo de la Universidad Católica (UNICA) acompañaron a Su Eminencia Cardenal Miguel Obando y Bravo en el Vía Crucis que celebró la comunidad educativa de esta Alma Mater, que todos los años promueve está práctica piadosa que nos recuerda los momentos que vivió Nuestro Señor Jesús hasta su muerte en la Cruz.

En punto de las 11 de la mañana se hizo presente Su Eminencia junto a los docentes y estudiantes, quienes recorrieron cada una de las estaciones que fueron acompañadas por el son religioso de la guitarra, cantos y rezos. En cada estación un estudiante leía textos religiosos, mientras el Cardenal Obando acompañaba los diferentes momentos que el Señor Jesucristo vivió en su camino al calvario.

La Cuaresma es el momento de conversión, que marca la Iglesia Católica para celebrar la gran fiesta de la pascua.

“Es tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo. Es un periodo de reflexión de las cosas que hemos hecho y que podemos mejorar de nuestras vidas”, dijo Karla Mendoza, estudiante de medicina.

La UNICA durante toda la Cuaresma ha estado realizando una serie de actividades propias de la temporada, entre estas el Vía Crucis todos los viernes por la mañana.

“La Pasión de Cristo nos revela el corazón del Padre. Tantos nos amó Dios que entregó a Su Hijo único para que los que creemos en Él no perezcamos, sino que tengamos vida eterna”, dijo Su Eminencia Cardenal Miguel antes de iniciar la peregrinación.