400 planes techos fueron entregados esta mañana a igual número de personas de escasos recursos del Distrito V de Managua. Con esto se ejecuta la segunda entrega, beneficiando a 800 familias de diferentes barrios y comarcas de esta zona de la capital.

Cada familia recibió diez láminas de zinc y clavos para que aseguren el techo de sus viviendas al aproximarse el invierno. La prioridad fue para las madres solteras, los adultos mayores, personas con discapacidad físico-motora, entre otros casos.

Ana Mendoza de 70 años, perteneciente a la asociación de adultos mayores, manifestó que “Es un gran gozo para nosotros que la compañera Rosario Murillo y el presidente Daniel Ortega se estén acordando de nosotros al darnos diez láminas de zinc, ya que en estos tiempos es difícil obtener el dinero suficiente para comprarlas. En mi casa el zinc está puro hoyos y ya no tendré que comprar papel con pegamento para tapar por donde pasa el agua en invierno”.

Además dijo que “El gobierno no sólo está viendo si nos mojamos, le preocupa que no tengamos dónde vivir por eso he visto que ha entregado casas, mochilas a los niños que van a la escuela y le da alimentación a las personas de escasos recursos, todo eso es una bendición que antes no se miraba porque no importábamos los más necesitados”.

Bertha Dumas de 54 años, comentó que “Gracias a Dios soy una de las tantas personas a las que hoy se les dio estas láminas de zinc. Es un alivio porque ya no se me va a mojar mi casa, puesto que ya teníamos varios años con el techo en mal estado y con lo caro que se ha puesto el material para las viviendas se nos hace difícil comprarlo”.

De igual forma, el señor José Salomón Urbina del Barrio Francisco Salazar, desmovilizado del Ejército, externó que “Con este gobierno ahora todo es posible porque está trabajando para los pobres, para que nosotros estemos mejor. En mi casa estábamos fregaditos, pero gracias a Dios y al gobierno a partir de hoy no se va a pasar el agua de lluvia y sé que va a durar mucho tiempo porque es un zinc de muy buena calidad y grande”.

Milagros Lanzas del Barrio Germán Pomares, afirmó que “Esto es un gran beneficio para mí. Yo tengo ocho días de haber tenido a mi segundo hijo y este techo viene en un gran momento porque en el cuarto de mi primer hijo se pasa el agua y ahora los dos van a dormir seguros porque ya no se va a filtrar en invierno”.

Otra feliz protagonista, es la señora Juana Maritza Guerrero Torres, quien dijo que esta entrega es una bendición de Dios, porque sin él que intercede por los pobres no se tendría un gobierno consciente de las necesidades de los más humildes.
“Realmente en mi casa se pasa cuando está lloviendo y somos ocho personas las que nos mojamos cada vez que viene el invierno, pero ahora con estas láminas que está entregando el presidente por intercesión del señor que le da ese amor por los pobres ya no tendremos que desvelarnos ni preocuparnos”.

Por su parte, Monseñor Eddy Montenegro Avendaño, aseguró que “Con amor todo se puede, por eso estamos nuevamente en este distrito cinco de nuestra querida capital continuando esa ruta de restitución de derechos y sobre todo de felicidad porque la gente con mucho gozo le manifiestan a uno la importancia de esta entrega de zinc para proteger sus viviendas, para tener más salud, protegerse de las inclemencias del tiempo, así que continuamos con esta promesa que el presidente Ortega ha hecho realidad en estos últimos años, llevando este plan techo a los hogares de nuestra Nicaragua entera”.

Freddy Casco, Delegado del Distrito V, informó que “Esta es la segunda entrega del año. En el 2014 haremos siete entregas, es decir, nosotros estaríamos garantizando plan techo a todas aquellas familias que lo ameriten dentro de los criterios establecidos, madres solas, adultos mayores, gente desempleadas, personas con discapacidad, en fin personas que realmente necesitan que se les apoye y así se les restituye el derecho a tener una vivienda digna”.