Un reporte emitido la mañana de este miércoles por autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), indica que las tormentas solares mantienen su rango normal a la fecha. La información pudo ser procesada y analizada de forma inmediata gracias al moderno Sistema de Monitoreo y Seguimiento del Clima Espacial con el que cuenta Nicaragua.

De acuerdo al especialista en Ciencias Ambientales, doctor José Antonio Milán, el Sistema de Monitoreo de Tormentas Solares se implementó a mediados de enero (2014) por instrucciones del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo. Desde entonces, se da seguimiento de forma permanente a los eventos solares que representan un riesgo a la salud humana y la estabilidad de las telecomunicaciones del país.

El Asesor Presidencial para el monitoreo del Clima Espacial aseguró que los especialistas han observado que el 2014 será un año de pocas radiaciones solares; muy similar al 2013, cuando la emisión de Rayos X se produjo en menor escala y no representó mayor peligro en relación a la exposición ambiental, sistemas de navegación o naves espaciales.

“Las tormentas Solares se mantienen dentro de un rango normal”, indicó Milán, además detalló que a partir del reporte generado, en marzo (2014) se registraron 27 eventos solares, entre estos se reportan tormentas de radiación solar de menor intensidad (no peligrosas); impulsos magnéticos, flujo de emisión de Rayos X y algunos apagones en las telecomunicaciones.

El doctor en Ciencias Ambientales explicó que este Sistema de Monitoreo y Seguimiento al Clima Espacial es considerado de Alerta Temprana, debido a que logra conocer –en casi tiempo real- lo que está sucediendo y puede suceder, lo que permite a las autoridades nicaragüenses tener respuestas rápidas para que el daño sea mucho menor.

El doctor Milán expuso que también hay un Sistema de Monitoreo y Seguimiento de las tormentas solares atendido por el Ministerio de Salud (Minsa), mediante el cual se registran y se toman medidas de prevención de aquellos eventos que pudieran tener influencias en la salud humana. De acuerdo a la información del especialista, cada uno de los SILAIS ya tiene identificados a grupos de poblaciones que pueden ser vulnerables ante estas tormentas solares.