La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, denunció que las Islas Malvinas, territorio argentino ocupado por Reino Unido desde 1833, es usado por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) como base militar.

“La verdad sobre Malvinas es que constituye la base militar nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur, esta es la verdad que no pueden seguir ocultando (...) por eso nuestro mensaje no solo tiene que ver con la soberanía, sino también con un mensaje de paz en un mundo desquiciado por los enfrentamientos”, dijo la mandataria.

La dignataria argentina señaló que Las Malvinas “constituyen la mayor base militar existente al sur del paralelo, 50 grados sur. Desde Malvinas se maneja todo el despliegue militar británico en el Atlántico Sur y también los sistemas de inteligencia electrónica”, denunció.

“(Malvinas) se encuentran entre los territorios más militarizados del mundo, teniendo en cuenta que la cantidad de militares es mucho mayor a la de civiles”, dijo, a la vez que agregó que hay entre “mil 500 y dos mil militares en una población de tres mil personas, donde un poco mas mil son nacidos en las islas”.

Asimismo señaló que confía en la historia y en el pueblo argentino para la recuperación de las Islas Malvinas. “La historia se construye todos los días (...) como país no somos una isla sino que vivimos en un mundo cambiante donde las fuerzas de las relaciones mutan".

“La historia de la humanidad demuestra que siempre se terminan recuperando los enclaves coloniales más tarde o más temprano. Tengo una infinita confianza en la historia en el pueblo para la recuperación de esas islas”, agregó.