Para la titular del Ministerio del Trabajo, Jeannette Chávez, estos dos ejemplos esbozan nada más que una pequeña parte de todo el trabajo que se ha venido haciendo desde el Gobierno Sandinista para restituir el derecho de los trabajadores nicaragüenses.

En entrevista con el programa En Vivo, de Canal 4, Chávez, actualmente “hay conocimiento muchísimo más profundo de lo que son los derechos laborales”, lo cual se manifiesta en un mayor ejercicio de la libertad sindical, el respeto de los empleadores a este derecho, y sobre todo el reconocimiento de las mujeres y los jóvenes como sujetos activos de la economía nacional.

En este último aspecto resalto el impulso que ha tomado bajo este gobierno el desarrollo del emprendurismo y la facilitación de créditos a los sectores productivos, sobre todo rurales.

Para la funcionaria las políticas económicas del gobierno han sido fundamentales al igual que la inversión, para este cambio de rumbo que está tomando el país en el ámbito laboral, lo cual ha sido también favorecido por el trabajo del Ministerio en apoyo tanto a los obreros como a las empresas. A estas últimas, según afirmó, la prioridad del gobierno ha sido que se conviertan en lugares de trabajo más seguros y mucho más saludables para los trabajadores.

Chávez aseguró que en Nicaragua el trabajo ha sido integral desde el punto de vista que se ha trabajo no solo con el apoyo institucional, sino también con la facilitación de los procesos productos y de emprendurismo a través de programas como el Bono Productivo Alimentario y el Programa Usura Cero, con los cuales se ha beneficiado a miles de mujeres en todo el territorio nacional.

En el campo, refirió, el trabajo ha sido no solamente dotando a los productores de mejores herramientas productivas, sino también con la facilitación del crédito justo a través de CARUNA y el Banco Produzcamos.

La apertura del empleo a las mujeres tanto en el sector formal como informal, es algo que ha venido a demostrar, de acuerdo a la Ministra,  que en Nicaragua se están dando pasos cualitativos en cuanto al empleo.

Ejemplificó el sector de zonas francas, en cual a partir del 2009 luego de la crisis económica, ha venido incrementando su fuerza laboral hasta alcanzar los más de 105 mil trabajadores, de los cuales un 80% está compuesto precisamente por mujeres.

A todas estas cosas hay que sumar la política de diálogo y consenso que impulsa el gobierno para la solución de los conflictos.

“Cuando los problemas los discutís en una mesa de diálogo”, no hay “perdedores ni ganadores” , aseguró la Ministra.

“Dialogo social ha sido instalado institucionalizado y ha tenido reconoció”, afirmó recordando el reconocimiento que ha hecho la Organización Internacional del Trabajo  (OIT) a este modelo de alianzas que hay en Nicaragua.

Ejemplo de este último punto recordó que en Nicaragua ya van cuatro años en que el salario mínimo ha sido el resultado de un acuerdo entre trabajadores, gobierno y empresarios.

“Bienestar social y crecimiento económico ha sido la prioridad del gobierno”, afirmó.

Chávez aseguró que producto de todo este trabajo, hoy en Nicaragua la tasa de desocupación abierta ha bajado a 6.7%, de un 9% en que fue encontrada en 2007.

En cuanto al índice de ocupación plena este pasó, de acuerdo a la Ministra, de medio millón a más de 1 millón en los últimos años.