Empresarios del sector metalúrgico se reunieron con las autoridades del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC) con el fin de elaborar planes y estrategias que ayuden a fortalecer la capacidad productora de este rubro económico, tomando en cuenta proyectos como la hidroeléctrica Tumarín y el Gran Canal Interoceánico.

El titular del MIFIC, Orlando Solórzano, explicó que el encuentro se enmarca dentro de la estrategia nacional de diálogo y consenso con todos los sectores productivos, sociales y económicos de Nicaragua.

“En general podemos decir que un país que quiera desarrollarse económica y socialmente no puede desarrollarse sin fortalecer la industria metal mecánica”, señaló Solórzano al explicar la importancia del encuentro, en el que participaron 30 pequeños, medianos y grandes empresarios de la industria metalúrgica.

“Nosotros acá dentro de esta programación vamos a darle especial atención a la industria metal-mecánica. Hemos invitado a las ramas, medianas, grandes y pequeñas para hacer una estrategia por rama, juntos, sector público, sector privada, desde la pequeña, mediana y grande empresa con el propósito de desarrollar la rama y adaptarla a las necesidades del desarrollo social (y) económico del país”, agregó el funcionario.

Indicó que el sector industrial, al igual que la rama construcción debe tecnificar a sus trabajadores, de cara a los grandes proyectos que se están desarrollando en Nicaragua, tales como hospitales, puentes y ahora Tumarín y el Gran Canal Interoceánico.

“Ese tipo de proyectos no puede desarrollarse sin una participación importante de la industria metal-mecánica, pero además no solamente de la producción nacional, sino de las importaciones, son tan grandes que debemos de buscar cómo haya una conexión entre esta industria metal-mecánica nuestra y la necesidades de los proyectos, pero estos proyectos son tan grandes que la producción nacional así de golpe no los va a poder abastecer y necesitamos hacer una estrategia, una combinación tomando en cuenta esos proyectos, eso es parte de los objetivos de esta reunión”, sostuvo Solórzano.

Un eslabón importante es el proceso de capacitación que deben promover los empresarios en conjunto con el Gobierno Sandinista, de tal manera que las Escuelas o Talleres de Oficio vienen a contribuir a este esfuerzo de desarrollo.
Julio César Gaitán Matus, propietario del Taller Metalúrgico Gaitán en Matagalpa, manifestó que estas escuelas permitirán a los trabajadores consolidar sus conocimientos, lo que redundará en una mejor calidad de fabricación de los productos.

“Las perspectivas que tenemos es que una vez que salgamos de acá, salgamos orientados hacia un nuevo enfoque de la rama metal-mecánica, ya que ha sido un sector que desafortunadamente ha estado en el olvido por todos los gobiernos que han pasado anteriormente, estamos muy contentos en este momento de que nos tomen en cuenta y se empiece a trabajar en la rama metal-mecánica”, dijo Gaitán.

Indicó que el principal problema que enfrentan es la tecnificación y la utilización de maquinaria desfasada, por eso requieren el respaldo decidido de las autoridades y este encuentro permite profundizar el diálogo.

“(En) el sector metal-mecánico estamos muy preocupados y estamos muy interesados en tecnificarnos. En Matagalpa hay por lo menos una escuela de oficio que se abrió y eso nos da alegría, porque vamos a tener la oportunidad que nuestros soldadores metalúrgicos tengan una capacitación técnica, que nos va a permitir tener una visión de lo que nos vamos a enfrentar más adelante, ese tipo de obras (Tumarín y Gran Canal) que anteriormente no la teníamos en nuestro país”, concluyó el empresario metal-mecánico.