Ambientalistas nicaragüenses solicitaron a los centenares de miles familias que visitarán las diferentes playas, lagunas y ríos del país, depositar la basura en los lugares que les corresponden, acción que repercutirá en el cuido de nuestros recursos naturales.

En la temporada de la Semana Santa se espera que más de un millón de personas visiten los principales balnearios del país, situación que conlleva a la acumulación de basura en nuestros destinos turísticos, provocando deterioro ambiental y afectación a los recursos marinos.

El compañero Camilo Lara, del Foro Nacional de Reciclaje (FONARE), indicó que la temporada de verano, debe servir para una recreación sana y saludable “tal y como la venido promoviendo el Instituto Nicaragüense de Turismo en el Plan Verano”.

“Es más que valioso que la población trate de manejar bien sus residuos sólidos, de manera tal que si no hay un recipiente por cuestiones de logística, que traigan su basura de regreso y no la dejen en los depósitos de recursos hídricos, porque contaminamos la misma agua que sirve para la recreación”, recomendó Lara.

Recordó que la acumulación de basura en nuestros lagos, ríos y playas, provoca contaminación en nuestros ecosistemas, a tal punto que el MINSA informó de las aguas de 14 balnearios que se encuentran contaminadas.

Aplaudió la decisión del Gobierno Sandinista, que a través del Ministerio de Recursos Naturales y el Ambiente (MARENA) impulsará una campaña ambiental en conjunto con el INTUR, dirigida al cuido de las playas.

“Nosotros como organización ambientalista vamos a compartir nuestros esfuerzos para llevar a nuestros personaje Reciclina a los eventos principales de INTUR para promover la educación ambiental, para la protección de los recursos hídricos y por la misma calidad de vida de los veraneantes”, agregó el ambientalista.

Concluyó diciendo que al acumularse basura en las playas, lagunas o ríos, se da una contaminación de los esteros, las aguas y la fauna acuática y la micro fauna acuática “se ve bastante afectada”.

“Hay muchas personas que dejan plástico que es un elemento negativo que ha estado influyendo en muchas especies, que confunden como alimentos y luego se atragantan con estos plásticos, de igual manera se debe evitar dejar pampers o baterías, desechos sólidos que al degradarse se convierten en sustancias tóxicas que son dañinas para la calidad del agua y de la fauna acuática”, detalló Lara.

El MARENA en conjunto con el Movimiento Ambientalista Guardabarranco movilizará decenas de voluntarios en las diversas playas con el objetivo de mantener limpio de basura estos lugares, pero principalmente estarán brindando el mensaje de cuido y protección de nuestros recursos naturales.

El Ministerio de Salud durante la temporada de Semana Santa movilizará 299 unidades móviles en todos los balnearios del país, mil 868 trabajadores de la salud que serán respaldados por 2 mil 459 compañeros que forman parte de los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida, Brigadistas de Salud y jóvenes Guardabarranco.