Para Lorenza Justina Flores, el proceso de elaborar las rosquillas que comercializa en Nandaime le dejó de implicar gastos y riesgos a la salud, puesto que desde la tarde de este lunes, junto a otras 27 familias de la comunidad El Llano, goza del servicio de energía eléctrica que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional desarrolló en esa localidad de Granada.

Doña Justina regresa de Nandaime después de las 2:00 de la tarde y a esa hora inicia la elaboración de las rosquillas, proceso que le lleva hasta parte de la noche y con lo cual tenía una dificultad: la falta de luz eléctrica le impedía continuar con su labor y optaba por utilizar lámparas de baterías, después de haber dejado de usar el candil que le estaba causando daños a su salud y a la de su familia.

“Tenía que utilizar el candil y yo noté que el humo me estaba haciendo daño, me estaba afectando entonces pensamos en trabajar con lámparas de baterías, pero no dilató mucho, luego trabajamos con lámpara de batería de mano y así continuamos trabajando por la noche y me sentía con mucha dificultad, pero ahora todo es más fácil con la energía eléctrica”, expresó doña Justina.

Flores afirmó que con el apoyo del Gobierno Sandinista, al instalarles a toda la comunidad la luz eléctrica hoy todos tienen más facilidades para realizar las diversas tareas, además de representar un sistema de economía para las familias.

Hoy doña Justina y su esposo tienen planes de inversión a futuro y ello implicará comprar una asadora de pollo e instalar un pequeño comedor en la comunidad, vender refrescos, gaseosas y otros productos refrigerados.

Martin Cruz Cortez asegura que durante los 30 años que lleva habitando en la comunidad, hasta hoy es que pueden contar con la energía eléctrica en su casa y en su comunidad, lo que representa la concretización de ese sueño que tenían como seres humanos de gozar de dicho servicio y con ello poder desarrollar nuevas iniciativas de negocios y facilidades para la tarea del hogar.

“De ahora en adelante vamos a trabajar de una manera más fácil, con la energía eléctrica podremos comprar algunos electrodomésticos para las tareas de la casa y otros para el trabajo y nos va a traer un desarrollo, nos va a permitir trabajar de una manera diferente”, comentó Cruz Cortez.

Doña Sofía Palacios señaló que tener el servicio de energía eléctrica en la comunidad significará un gran desarrollo para la comunidad y para las familias que habitan en ella, que finalmente gracias a un Gobierno Sandinista han podido ver hecho realidad su sueño luego de tantos años de pasar en la oscuridad.

“Estamos impresionados con esta obra que solamente el Presidente Daniel (Ortega) lo pudo haber hecho, nadie más, porque después de Dios, él fue el que se interesó por los pobres (…) el Gobierno de Daniel nos ha dado la mano”, dijo Palacios.

El Gobierno del Comandante Daniel Ortega Saavedra, a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) invirtió C$1,188,953 para la construcción de 2.93 kilómetros de red de distribución para llevar el fluido eléctrico a 160 habitantes de 28 viviendas de la comunidad El Llano en el municipio de Nandaime.