Hombres y mujeres no-videntes que son atendidos por la Organización de Ciegos “Maricela Toledo”, participaron del Seminario-Taller de Orientación Laboral para el Empleo, con el objetivo de dotarles herramientas básicas que le ayuden a insertarse en el mercado laboral.

El seminario fue impartido por el compañero Odel González, Director General de Políticas de Empleo del Ministerio del Trabajo (MITRAB), quien señaló que este sector requiere de políticas que le garanticen la inclusión en las diferentes actividades económicas, sociales, deportivas y culturales.

“El propósito fundamental de estos seminarios-taller, es darles las herramientas fundamentales para que a partir de los instrumentos que se le doten puedan desarrollar sus potencialidades y de esa manera se inserten al mercado laboral”, comentó González.

Agregó que este trabajo es parte de la restitución de los derechos, a este sector poblacional, que por sus condiciones de discapacidad fueron abandonados por las administraciones neoliberales, pero que desde que asumió el FSLN la conducción del país, este y otros grupos sociales vienen mejorando sus condiciones de vida, de salud y derecho a un trabajo digno.

“Es importante resaltar que este taller es único en la vida de Nicaragua. Estamos hablando que en las cinco décadas anteriores jamás se había atendido a este sector y es precisamente lo que se plantea en el Plan Nacional de Desarrollo Humano, guiado por el FSLN y el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, darles oportunidades a fin que puedan insertarse al mercado laboral”, subrayó el funcionario del MITRAB.

En el taller se les enseñó cómo preparar su hoja de vida laboral tomando en cuenta la Ley 763. La capacitación se realizó con el método braille, que es un sistema de lectura y escritura táctil pensado para personas ciegas.

Ginger Acosta Chamorro, no-vidente del municipio de Ciudad Sandino, calificó el seminario como un avance importante en la restitución de derechos, pues el Gobierno está asumiendo su labor de protección a este grupo.

“Me parece un avance muy significativo el hecho que los órganos del Estado logren asumir el rol en pro del desarrollo de las personas con discapacidad, de tal manera que nos facilitan la capacitación técnica o profesional para tener al trabajo inclusivo y poder optar a una mejora de nuestra calidad de vida”, destacó Acosta.

“La historia nuestra como sector con discapacidad sabemos que ha sido muy difícil, sin embargo estos últimos años hemos visto una voluntad política que viene a abrirnos oportunidades para aquellas personas que queremos seguir superando”, agregó el joven Acosta.

Sandra López Sánchez, también no vidente, considera una gran oportunidad que el Ministerio del Trabajo les brinde las herramientas que les permiten poder acceder a una plaza laboral, tomando en cuenta su condición.

“Estas oportunidad las aprovechamos al máximo las personas con discapacidad para hacer valer la ley y esperamos que ahora con el reglamento de la ley 763 (Ley de los derechos de las personas con discapacidad) tengamos mayor soporte y se dé el cumplimiento del empleo de las personas con discapacidad”, expresó López Sánchez.