El director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Ing. Marcio Baca, afirmó que el periodo lluvioso de este año podría instalarse en la segunda quincena del mes de mayo, aunque no se puede descartar la presentación de algunas precipitaciones durante los primeros días de ese mes.

Durante la presentación de un informe preliminar de los estudios que realizó la Dirección de Meteorología y la Dirección de Fenómenos Naturales con respecto a las perspectivas del periodo lluvioso, Baca explicó que en este momento Nicaragua continúa bajo condiciones neutras en cuanto a los fenómenos de El Niño y La Niña, las que podrían mantenerse a lo largo del mes de mayo.

“Sin embargo los centros internacionales de monitoreo están corriendo modelos y todo parece indicar que muy posiblemente vayamos hacia la instauración de un posible fenómeno de El Niño, aunque en este momento aún tenemos márgenes de incertidumbre”, indicó el funcionario de Ineter.

Baca señaló que de acuerdo a los resultados del análisis efectuado por la institución, se prevé que el periodo lluvioso en Nicaragua este año se instale aproximadamente en la segunda quincena del mes de mayo, aunque es posible que se originen lluvias de una intensidad moderada e incluso puedan superar los valores históricos, en los primeros días de mayo.

“Esto es lo que nosotros le llamamos un falso inicio de periodo lluvioso, por tanto instamos a tomar medidas precautorias en cuanto a las primeras lluvias que puedan caer en el país. Sin embargo, hacia los meses de junio y julio es posible que el comportamiento de las lluvias sea deficitario en relación a lo que normalmente debería caer en los meses de junio y julio”, agregó.

El director de Meteorología destacó que el informe de las proyecciones del periodo lluvioso es de carácter preliminar y que todavía se está recopilando información de último momento de los centros internacionales de Monitoreo y cruzarlo con la red de estaciones meteorológicas de todo el país para determinar el periodo lluvioso.

Según la dirección del Ineter, para la elaboración de las perspectivas se tomó en cuenta factores como las anomalías de las temperaturas en la superficie de los océanos pacífico y atlántico tropical en los últimos meses, los pronósticos de temperatura superficial en los océanos, los valores observados y pronosticados para el próximo trimestre del Índice Multivariado ENOS El Niño (MEI), el análisis de los registros climáticos del país, los pronósticos para la temporada de huracanes 2014 en el océano Atlántico, el registro de lluvias de la red de estaciones meteorológicas de INETER de los últimos 40 años, entre otros estudios.

Foto: Archivo