Los tiangues La Fe y Monimbó, ubicados en la Avenida de Bolívar a Chávez, en Managua, lucieron concurridos este fin de semana por centenares de familias que se convocaron para disfrutar de la feria del departamento de Estelí que se instaló con música, folklore, tradición y sabor nicaragüense.

Desde los diferentes municipios del departamento, artesanos, dueños de pequeños negocios de comida típica, panificadores y pequeños comerciantes, ofrecieron variedad de productos elaborados en Estelí.

Entre la oferta gastronómica destacó la venta de dulces y postres tradicionales, como el motajatol, el manjar de naranja, los tamales pizque, los rellenos de pollo, buñuelos y toda una variedad de cereales elaborados en el norte del país.

“Gracias a Dios me ha ido bien, les hacemos un llamado a la población que nos visite que estaremos hoy y mañana (sábado y domingo). Los precios de los dulces y postres van de 10 a 15 córdobas”, indicó una de las vendedoras de dulces.

Otra delicia que las familias pudieron disfrutar fueron las güirilas de la Maruca, un pequeño emprendimiento que aprovechó la feria para impulsar su producto.

“Esta es una oportunidad para impulsar nuestro negocio. Este producto es una innovación de la güirila. Es la güirila con pollo y dos tipos de queso. La aceptación es súper buena, a los managuas les ha encantado. Los precios están cómodos, solidarios, de 30 y 40 córdobas”, indicó.

Otro postre delicioso fue la cajeta de café de leche, elaborada por un grupo de jóvenes en base a una receta que ha pasado de generación en generación.

Hugo Castillo, uno de los jóvenes promotores de la cajeta explicó que su elaboración es muy fácil. “Está hecha de leche con azúcar. La cajeta se vende a un córdoba y el vasito a 5 córdobas. Este dulce es una tradición en el municipio hecho por señoras que han transmitido la receta de generación en generación”, indicó.

Visitantes capitalinos como Martha Lorena, del barrio Juan Emilio Menocal, de Managua, resaltaron que las ferias son un lugar de encuentro para las familias.

“Venimos a divertirnos a una feria familiar de una manera sana. Vemos que no hay licor, eso es bueno. La familia se divierte de una manera segura, estamos viviendo en una sociedad segura con nuestros hijos”, explicó.

En la feria hubo demostración de procedimientos para realizar varios productos, como el licor de caña de azúcar y la elaboración de los famosos puros de Estelí.

Además se ofrecieron artesanías elaboradas por familias de San Juan de Limay, que gustaron mucho a los visitantes de la feria.

Los visitantes capitalinos comentaron que en la feria se están ofreciendo productos de excelente calidad y a buenos precios. Además es una oportunidad para conocer mejor el país.

La vicealcaldesa de Estelí, Melania Peralta, explicó que la población que está visitando los Tiangues la Fe y Monimbó, donde está instalada la feria, está probando las comidas tradicionales y les están gustando.

“Estamos trayendo una probadita del norte a la capital, hay un ambiente de alegría, de identidad. Estamos ofertando los productos que tienen que ver con el departamento de Estelí, nuestro gobierno continúa fortaleciendo la identidad y reconocimiento para los compañeros artesanos y artesanas de Estelí”, comentó.

En la feria participan 101 protagonistas en los diferentes rubros económicos del departamento y 80 jóvenes de grupos musicales y de danza que hay en los diferentes municipios.