Familias de la localidad de La Flor, sectores Tomás Borge y anexo San Emilio, en Cárdenas, Rivas, expresaron su plena satisfacción porque su derecho a la energía eléctrica les fue restituido por el gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, garantizándoles de tal manera un mejoramiento en la calidad de vida de los 444 habitantes del sector.

Tanto las familias del barrio Tomás Borge como las de San Emilio, ubicadas en la margen sur del lago Cocibolca, vivían en la oscuridad hasta hace poco, sin embargo la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) comenzó a hacer los trabajos para llevarles la electricidad a todos los habitantes del sector.

Para llevar la energía eléctrica hasta las dos comunidades de la jurisdicción de Cárdenas, el Gobierno Sandinista invirtió un millón 746 mil 678.30 córdobas para construir una red de transmisión eléctrica de 3.13 kilómetros que beneficiarían a 77 viviendas en total.

De acuerdo con el ingeniero Mario Esquivel, del ejecutivo de ENATREL, expresó que el primer acto de restitución del derecho al servicio de la energía eléctrica realizado por el Gobierno Sandinista se llevó a cabo en agosto o septiembre del 2012 en la comunidad de Sotacaballos, en el municipio de Cárdenas.

El compañero Esquivel manifestó “hemos podido ver la unidad, fraternidad con que todas estas comunidades de Cárdenas han venido apoyando todos estos trabajos de electrificación, cómo las familias se unen para poder obtener estos beneficios que nuestro gobierno del Pueblo-Presidente ha venido entregándoles en las diferentes comunidades, en los diferentes municipios del país”.

Otras dos inauguraciones

Anunció que en los próximos días el gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo estarán inaugurando por medio de ENATREL dos proyectos más en Cárdenas, al tiempo que señaló que posteriormente se estará cumpliendo con la electrificación de la comunidad de Colón, también del departamento de Rivas.

Recordó que el gobierno del presidente Ortega está apoyando a esa población por diversas vías, como a través del Ministerio de Transporte e Infraestructura, al construirles el camino que ahora comunica a esta población con el resto de Rivas, porque antes porque antes sólo se podía llegar hasta el sitio por medio de lanchas.

Señaló por su lado la compañera Martha Lorena Selva Chávez que la comunidad pasó dos años sin energía, corriendo el peligro de ser picados por culebras o alacranes -por no poderlos ver-, además los niños iban a la escuela con su ropa sin planchar, por eso dijo que le dan gracias a Dios, al presidente Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo de poder contar ahora con luz eléctrica.

Agradecidos por tener ahora energía eléctrica

A su vez, Karen Ruth Pérez Gadea manifestó “estamos contentos porque ahora tenemos luz eléctrica que podemos encender cuando nos levantamos temprano o porque podemos planchar la ropa y ya no tenemos que encender candelas corriendo peligro de un incendio”.

Entre tanto, Juana Flores dijo que “la vida de la comunidad ha mejorado en un 90 por ciento porque nuestro Gobierno Sandinista ha venido impulsando ese cambio gracias a que Dios Todopoderoso puso en el corazón del comandante Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo ese deseo de ayudar al pueblo a mejorar de situación”.

Por su parte María Emilia Cerda destacó que se siente agradecida con Dios y con el presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo “porque se acordaron de nosotros, que hemos divido mucho tiempo en oscuridad, pero hoy ya ha llegado la luz”.