Autoridades de la Dirección Conjunta de Fenómenos Naturales del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) informó que se continúa monitoreando el comportamiento de la actividad sismológica y volcánica en el país en las últimas 24 horas, detallando que tras los dos sismos ocurridos ayer viernes, la red sísmica ha registrado 9 réplicas, todas de relativa baja intensidad.

La compañera Angélica Muñoz, Directora de Geofísica del INETER, recordó que ayer viernes 28 de marzo, se dieron dos movimientos telúricos que fueron percibidos por la población, el primero de estos localizado en el Océano Pacifico a las 8:36 minutos de la mañana, con una magnitud de 5.3 en la escala de Richter con una profundidad de 43 kilómetros frente a las costas de Pochomil. El segundo ocurrió a las 5:16 minutos de la tarde de 5.4 grados a una profundidad de 57 kilómetros frente a la Península de Cosigüina.

Después de estos sismos, Muñoz confirmó que la red registró 9 rélicas de baja intensidad, calificando este fenómeno como un comportamiento típico de la región centroamericana, que es tectónicamente activa por las placas Coco y Caribe.

“Dado el tamaño de esta energía liberada por los eventos principales, hasta ahora se espera que continúen las replicas hasta alcanzar el estado de actividad sísmica normal”, dijo Muñoz, enfatizando que el INETER continuará vigilando constantemente esta actividad sísmica en la zona y con especial atención en todos los volcanes activos del país, que se mantienen dentro de los parámetros normales.

Muñoz se hizo acompañar de los compañeros Marcio Baca de la Dirección de Meteorología y de Isaías Mendoza Director de Recursos Hídricos.