Con gran éxito avanza la actual Jornada Nacional de Vacunación que desarrolla el Gobierno Sandinista a través del Ministerio de Salud (Minsa) y los Gabinetes de la Familia y Comunidad.

La jornada inició el pasado lunes y finalizará este próximo fin se de semana, siendo el sábado y domingo 29 y 30 de marzo los días principales de la vacunación.

En total el gobierno piensa aplicar 1 millón 780 mil 133 dosis de vacunas, 1 millón 816 mil 133 dosis de antiparasitarios y 755 mil 586 dosis de vitamina A.

En uno de los centros de salud más grandes de Managua, el Francisco Morazán, ubicado en el Distrito II, la población ha asistido masivamente a vacunar a sus niños, ya que está consciente de la importancia de evitar las enfermedades.

De acuerdo a la directora de este centro, doctora Flavia Baldizón, la meta es aplicar 19 mil 811 dosis de todos los biológicos.

“Hasta el momento hemos tenido una gran aceptación de la población. Nosotros de la meta ya llevamos más o menos el 66% realizada, y esperamos entrar el día viernes con un porcentaje más alto porque hay varias estrategias que estamos usando, como las visitas casa a casa, las visitas escolares y el puesto fijo que hay aquí en la unidad de salud”, manifestó.

La directora del Francisco Morazán destacó que los días sábado y domingo se estarán desplegando 25 puestos de vacunación, con lo cual se espera cubrir la meta propuesta.

La población expresó su satisfacción con los esfuerzos del Gobierno de garantizar todos los años la vacunación de los nicaragüenses más vulnerables.

“Creo que es importante que nosotros como padres traigamos a los niños al centro de salud. Esto el gobierno lo hace todos los años y pues, como madres, tenemos que dar nuestro granito de arena, porque así vamos a estar seguros que nuestros hijos no se van a enfermar”, indicó la pobladora Adriana Calero.

Eugenia Ramírez, otra de las madres de familia, también valoró como muy satisfactorio el trabajo que realiza el Minsa para mantener protegida a la población.

“Uno tiene que buscar tiempo para traer a los niños. A veces uno dice que no puede venir al centro, pero uno también tiene que pensar que es por el bien de nosotros y nuestros hijos. A veces los brigadistas del Minsa andan de casa en casa buscando a los niños y si no los encuentran es nuestra responsabilidad traerlos para que los vacunen”, destacó.

El centro Francisco Morazán atiende un total de 19 barrios capitalinos.