Estas convocatorias se realizan bajo el lema "con la educación y la sanidad no se juega" y se desarrollan en las principales ciudades del país como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Huesca y Teruel, entre otras.

El dirigente de la UGT, Cándido Méndez, explicó que “se trata de una convocatoria cívica, plural muy abierta, que va mucho más allá de lo laboral, porque el gravísimo problema que atenaza a nuestro país, en este momento de recorte de derechos sociales y laborales, así lo justifica”.

“Estamos ante una situación que va más allá de lo que puede ser la imposición de muy duras políticas de recortes, tenemos el profundo convencimiento de que la mayoría de la opinión pública española comparte esa convicción de que estamos ante una vuelta atrás”, sentenció.

La protesta central se inició en Madrid a las 12H00 locales (09H00 GMT) desde la plaza de Neptuno y planea llegar a la Puerta del Sol, en contra de las medidas aprobadas por el Ejecutivo para ahorrar en el ámbito sanitario y educativo unos 10 mil millones de euros.

En Zaragoza, los manifestantes se reunieron a las 11H30 locales (09H30 GMT) en la plaza Paraíso para dirigirse hacia el edificio Pignatelli.

Asimismo en Huesca y Teruel la concentración se realiza desde el mediodía, en las plazas de Cervantes y de la Catedral, respectivamente.

Entre las medidas que rechazan los españoles con esta protesta se encuentran el establecimiento del copago farmacéutico en función de la renta, la revisión de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud o la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes irregulares.

En materia de Educación se protesta por el incremento del número de alumnos por aula, por el encarecimiento de las matrículas de las universidades públicas y por el endurecimiento de los requisitos académicos para lograr una beca.

Estas manifestaciones se realizan a dos meses de que se realizara una huelga general en todo el territorio.

Este paro convocado por los grandes sindicatos fue el sexto desde el restablecimiento de las libertades sindicales en 1977. El precedente se remonta al 29 de septiembre de 2010, bajo el gobierno socialista.