El titular del Ministerio Agropecuario (MAG), Edward Centeno, se reunió con pequeños productores de cacao del país, quienes solicitaron asistencia técnica de cara a incentivar la producción de este rubro que tiene buena aceptación en los mercados internacionales que el Gobierno Sandinista viene abriendo.

En este encuentro realizado en las instalaciones del MAGFOR, el compañero ministro Edward Centeno se hizo acompañar de funcionarios del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio y de otras dependencias de la citada institución.

El encuentro sirvió para intercambiar experiencias y fortalecer la alianza entre productores y Gobierno, de cara a incrementar la producción de cacao. Los productores forman parte de diversas cooperativas instaladas en la zona del Tuma-La Dalia en Matagalpa.

“Estamos seguros que los productores con una mejor asistencia técnica en el rubro de cacao y con mejores caminos para sacar la producción, pues las zonas productoras de cacao realmente están montaña adentro y los caminos son pésimamente malos y ese es uno de los planteamientos que a nosotros nos interesaría mucho que el gobierno pusiera la mayor esfuerzo para poder empujar el rubro cacao en Nicaragua”, comentó el productor Juan Valentín Gutiérrez, de la cooperativa Palma Cacao.

Solicitaron asistencia técnica, porque consideran que el productor de cacao en esta zona no tiene los conocimientos esenciales para sacarle mayor provecho a las plantaciones “la asistencia técnica en cuanto al manejo en poda, regulación de sombra, ese tipo de cosas para que el productor tenga mayor rendimiento en su finca”.

Otro planteamiento hecho al compañero Centeno y demás funcionarios, fue lo referente al financiamiento a los pequeños productores de cacao.

El titular del MAGFOR indicó a los productores que se está fortaleciendo las escuelas técnicas rurales “para que podamos transmitir junto con ustedes el conocimiento requerido para mejorar la productividad, para sacar de los siete quintales a 22 o 25 que estamos planteando”.

Uno de los acuerdos con estas pequeñas cooperativas, es establecer estas escuelas técnicas que ayuden a transferir el conocimiento, de tal manera que impacte en el manejo integral del cultivo del cacao.

“Eso va desde las podas, en el injerto, en el manejo de las plagas y las enfermedades post cosecha, eso lo podríamos lograr estableciendo esa coordinación necesaria para aumentar la productividad”, recomendó Centeno.