Angélica Muñoz, directora de Geofísica del Ineter, explicó que desde hace tres días se ha observado un incremento en la actividad micro sísmica del volcán, determinado por el aumento de la emisión de gases, la temperatura, se descubrió una fisura a través de la cual además del cráter principal el volcán estaba expulsando mayor cantidad de gases y un sonido poco inusual emitido desde el interior del coloso parecido al de la turbina de un avión.

“Quisiéramos expresar que el Ineter el día de hoy está haciendo un trabajo en el marco del trabajo nacional de prevención de desastres, de seguimiento y monitoreo a la actividad en el Volcán Masaya y que desde hace algunos días hemos estado notando una actividad poco inusual por encima de los parámetros normales que el volcán presenta, en lo que denominamos un tremor sísmico, pero no es más que el ritmo que tiene el volcán activo […] pero es un tema que estamos tratando de evaluar haciendo presencia en el lugar de los equipos técnicos”, expresó el Coronel Jorge Castro, director de la institución.

Por su parte, el Dr. Guillermo González González, secretario ejecutivo del SINAPRED, aseguró que por orientaciones del Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, se ha intensificado la vigilancia del volcán, sin embargo no se ha declarado ningún tipo de emergencia y que las puertas del Parque Nacional Volcán Masaya continúan abiertas al publico.

“Lo que estamos haciendo es intensificando la vigilancia y al no haber ninguna alarma, sencillamente lo que estamos es tratando de que la población esté informada de la situación a la que le estamos dando mucha atención”, declaró González.

“Nosotros estamos en permanente comunicación tanto con las alcaldías como los miembros del Comité Departamental y Municipal, de tal manera que esto no es más que activar el mecanismo de información permanente, preparación y estar listos ante cualquier eventualidad. Insisto no hay ninguna emergencia, sencillamente vamos a estar atentos vigilando e informando a la población”, agregó el funcionario.

Según Castro, el Volcán Masaya es uno de los 6 volcanes activos del país, y a los cuales se les monitorea constantemente en búsqueda de detectar alguna alteración en sus parámetros, para lo cual se desarrollan una serie de actividades más precisas, desplegando equipos técnicos que con aparatos específicos pueden darle seguimiento y eso les permite que a través del Sistema Nacional de Prevención establecer los alertas que sean necesarias y transmitir la información que la población deba conocer respecto a las amenazas que caracterizan a nuestro territorio.

Castro añadió que el Volcán es uno de los que tiene un historial en nuestro país un poco más fuerte y al cual se le han contabilizado alrededor de 18 diferentes actividades desde 1520 hasta la fecha, ocurriendo las principales entre 1772 y 1820.