Un derrame de derivados petroleros se produjo en el golfo de México tras la colisión de dos embarcaciones, según informaron los guardacostas de Estados Unidos.

Una de las embarcaciones colisionó con un buque de carga frente a la costa del estado de Texas transportando unos 3,5 millones de litros de combustible, informó la agencia Reuters.

Dos personas resultaron heridas en la colisión y, según las autoridades sanitarias, su condición es estable.

Pese a que se desconoce el volumen exacto del derrame, uno de los cuatro depósitos de combustible resultó dañado.