Miles de fieles católicos de la zona pastoral oriental de la Arquidiócesis de Managua, se convocaron este fin de semana en el municipio de La Conquista, departamento de Carazo, para participar en una nueva peregrinación y Viacrucis presidido por Su Eminencia Reverendísima el Cardenal Leopoldo Brenes.

A lo largo de dos kilómetros se revivió con fe y devoción el Camino de la Cruz, meditando sobre la pasión, muerte y resureccion de Cristo.

El pueblo católico peregrinó al lado de la imagen del Cristo de Esquipulas, llegando a su Santuario Nacional en el templo del municipio de La Conquista.

Tras la finalización del Viacrucis se realizó la Santa Misa, oficiada por el Cardenal Brenes.

En el tercer sábado del tiempo de Cuaresma, el Cardenal resaltó que Dios es rico en misericordia y no se cansa en darnos su amor.

Explicó que en estos nuevos tiempos más hombres y mujeres se acercan a Dios, quien nos deja en libertad pero que está pendiente de nuestro regreso a su regazo.

También indicó que hoy la Iglesia invita al pueblo de Dios a levantarse y caminar con una decisión firme al encuentro del Señor que siempre nos espera.

Asimismo, exhortó al pueblo católico en su compromiso de seguir anunciando a Jesús.

Iglesia peregrina junto a su pastor

Miles de fieles católicos acompañaron la peregrinación del Viacrucis que se realizó por tercera ocasión en el municipio de La Conquista.

Aleyda Romero, procedente de Carazo, explicó que año con año ella y su familia participan en las peregrinaciones al Santuario del Señor de Esquipulas.

"Nosotros somos muy católicos, creyentes y sentimos que en esta penitencia fortalecemos nuestra fe y los valores cristianos, ademas estamos inculcando el amor a Dios y al prójimo en nuestros nietos", expresó.

Lorenzo García, de Managua, dijo que acompañar el viacrusis es la mejor manera para reflexionar sobre la vida de Jesús.

"En cada estación vamos descubriendo más a Cristo, su pasión, muerte y resurrección nos revelan el inmenso amor que nos tiene nuestro Padre Celestial", indicó García.

En la peregrinación participaron diversidad de grupos de las pastorales juveniles de las parroquias de la zona oriental.

"Como joven me siento convencida de que Jesús se sacrificó por nosotros, aquí estamos poniendo en práctica sus enseñanzas y damos gracias a Dios por esta oportunidad que nos está dando de vivir una vez más está hermosa peregrinación", indicó la joven.