Los policías empezaron a efectuar las primeras cargas en la Plaza madrileña de Colón, durante la Marcha de la Dignidad celebrada en la capital española.

En la plaza se escuchan disparos de pelotas de goma y suenan sirenas policiales.

Los agentes instan a los participantes de las protestas a finalizar la Marcha a las 21:30 (hora local), dado que "después [la protesta] será considerada ilegal".

La Policía ha detenido a al menos dos personas en la calle Génova después de que varios manifestantes arrojaran piedras y petardos contra el cordón policial.