La movilización de los estudiantes chavistas por la paz avanza en Venezuela, para rechazar la quema de la sede de la Unefa en el estado Táchira y para repudiar las acciones “fascistas” que atentan contra las instituciones educativas.

“Rechazamos la actitud fascistas de los infiltrados en el nombre del movimiento estudiantil”, expresó el vicerrector de la Unefa, Enrique Ramos, desde la actividad que se desarrolla en Caracas.

“El fascismo ha hecho destrozos en nuestras casas de estudio, el fascismo ha mostrado su peor cara, esa cara que deja en estos momentos a más de 5.000 estudiantes en la calle en el núcleo de nuestra sede en Táchira”.

Detalló que “los grupos violentos” dejaron huellas en las paredes en las puertas y pintaron frases como “viva Uribe y “viva el paramilitarismo”.

Ramos reflexionó sobre los ataques a las universidades, indicando que “la primera lección es que el fascismo y el terrorismo funcionan bajo la base de la ignorancia y en tanto impidan la formación de la conciencia de la juventud, están ellos garantizándose un pueblo ignorante para el futuro. Por otro lado, debemos hacer que las garantías del derecho de nuestros estudiantes esté amarrado al detalle. Que no haya nada que nos desvíe del camino”.

Esta movilización llegará hasta la Asamblea Nacional donde serán recibidos por el presidente Nicolás Maduro.