Moscú no necesita que la OTAN o la Unión Europea le permitan actuar conforme con el derecho internacional en Crimea, manifestó el embajador ruso ante la Alianza Atlántica, Alexandr Grushko.

“El referéndum en Crimea fue totalmente legítimo. Creo que la Alianza, que se considera un club de países democráticos, debe reconocer este hecho y la elección democrática del pueblo crimeo”, explicó Grushko.

El funcionario comentó así la intervención del secretario general de la OTAN Anders Fogh Rasmussen durante una conferencia en Bruselas.