Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo José Brenes, ofició este miércoles una misa en ocasión de celebrarse el día de San José, Custodio de la Sagrada Familia.

El oficio religioso se realizó en el Santuario Mariano Arquidiosesano “Nuestra Señora de Lourdes”, y en este el Cardenal Brenes estuvo acompañado por los sacerdotes y fieles laicos de la zona pastoral occidental de la ciudad de capital.

Para Brenes este día fue de gran significación ya que no solamente celebraba su onomástico, sino también los 26 años de haber sido nombrado obispo de la Arquidiócesis de Managua.

Según explicó, San José es el ejemplo de fe cristiana, lo cual solo puede darse en un hombre justo y sencillo.

“Creo que eso es lo que descubrimos en San José: Un hombre de fe que cree en lo que el Señor le dice en un sueño”, expresó recordando el pasaje bíblico donde Dios se manifiesta a José a través de un ángel y le revela que María está llena de Espíritu Santo y que por tanto que no debe repudiarla.

“En eso también vemos la protección de la Iglesia, por eso San José es llamado Gran Protector de la Iglesia Universal. A él se le pide que proteja al Señor (Jesús), que cuide a aquel niño y también a nuestra Madre la Santísima Virgen María”, afirmó.

De acuerdo a los fieles laicos que participaron en la misa, San José fue escogido por Dios como esposo de la Virgen María para ser el guardián de Jesús.

“Significa mucho, significa la cualidad que el hombre debe tener como esposo y como padre. Es un ejemplo de amor, es un ejemplo de ser custodio de la familia”, indicó la señora Valeria Murillo.

Esta misma aureola de fe y de compromiso familiar es lo que hoy ha convertido a San José en uno de los santos más admirados por el cristianismo.

“Él fue un gran hombre, fue un enviado del Señor”, dijo por su parte Mercedes Barrantes, otra de las fieles católicas.

Los sacerdotes de la zona occidental de Managua aprovecharon el oficio religioso para mostrar su alegría por la investidura cardenalicia de Brenes.

“Nos conmueve y nos anima su lema episcopal: ´Tú me has enviado´, porque eso es lo que hemos visto en usted los que le conocemos desde que éramos jovencitos, y hemos tenido la gracia, la dicha de poder contar con su testimonio y ejemplo como Presbítero, el padre Polito, después Monseñor Leopoldo José, nuestro Arzobispo y ahora Cardenal de la Santa Madre Iglesia", manifestó el sacerdote Guillermo Martínez.

Martínez reconoció en Brenes la disposición de ir donde el Señor lo envía "sin decir, sin titubear, y sin echar la vista atrás".