El Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud (Minsa), informó que entre el 24 y el 30 de marzo se estará realizando la Jornada Nacional del Poder Ciudadano de Vacunación.

Durante esta jornada las autoridades de salud pretenden aplicar 1 millón 780 mil 133 dosis de vacunas, 1 millón 816 mil 133 dosis de antiparasitarios y 753 mil 586 dosis de vitamina A.

En total el Minsa estará habilitando 8 mil 250 puestos de vacunación, contando además con el apoyo solidario de 28 mil miembros de los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida, y la Juventud Sandinista.

El paquete inmunológico a aplicar consiste en la pentavalente, la neumococo, el rotavirus, la DPT, la DT, la MMR y una dosis adicional de antipolio.

El doctor Carlos Saenz, director general de Vigilancia para la Salud, del Minsa, indicó que los días centrales de la jornada serán el sábado 29 y el domingo 30 de marzo.

No obstante, explicó que en general la jornada conlleva tres estrategias, la primera de las cuales inició el pasado 4 de marzo con la vacunación en los lugares de más difícil acceso; la segunda con la vacunación en las escuelas; y la tercera que será la semana central de vacunación.

“Esta jornada nosotros la estamos desarrollando de tal manera que durante los días del 24 al 30 de marzo, que es la semana central de vacunación, podamos vacunar a todos los niños mujeres, adolescentes y adultos que requieran la vacuna que nosotros estamos poniendo en estos momentos”, afirmó.

Adicional a ello el Minsa estará realizando en abril lo que ha denominado “una semana de rescate”, durante la cual se vacunará a todas aquellas personas que no pudieron ser cubiertas durante las días centrales.

Llaman a evitar quemas

En otros temas, el Minsa también hizo un llamado a la población nicaragüense a evitar quemas durante esta época del año.

De acuerdo al doctor Roberto Jiménez, director de Servicios de Salud, el humo que emana de las quemas ingresa en las vías respiratorias y se deposita en los tejidos pulmonares, lo cual provoca serios daños a la salud como por ejemplo neumonía, cansancio o asma.

“Las personas mayores con hipertensión, con problemas pulmonares crónicos pueden terminar en un hospital producto de una quema que aparentemente es insignificante”, explicó Jiménez.