Las magistradas presidentas del Poder Judicial, tanto de Nicaragua como de Costa Rica, sostuvieron un encuentro en el que intercambiaron experiencias en la implementación del Servicio Nacional de Facilitadores Judiciales en ambos países, tomando en cuenta que en nuestra nación la implementación de los facilitadores es uno de los grandes logros de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), permitiendo así que Nicaragua sea uno de los países pioneros en estos temas.

La implementación de los Facilitadores Judiciales en nuestro país ha contribuido al acercamiento de la población a la justicia, reducir los conflictos, llevar armonía, desarrollo, gobernabilidad y fortalecimiento democrático a las comunidades, es por ello que la Presidenta de la Corte costarricense, destacó el éxito que ha alcanzado Nicaragua en cuanto a este tema.

“Para nosotros es muy placentero y beneficioso compartir experiencias para fortalecer nuestra institucionalidad y para garantizar el libre acceso a la justicia, creo que este programa que ustedes tienen aquí con mucho desarrollo es realmente un ejemplo y una experiencia que deseamos compartir y aprender” manifestó Zarella Villanueva Monge, presidenta de la CSJ de Costa Rica.

“Desde el año pasado en Costa Rica estamos implementando este programa que ha crecido en la zona norte y del pacífico, lo que ha permitido tener unas 70 personas como facilitadoras. Este es un programa muy exitoso y de muy bajos costos que permite que las personas que no tienen condiciones muy favorables accedan a la justicia, resuelvan sus problemas y esto realmente garantiza una convivencia pacífica y reafirma liderazgo en las comunidades”, añadió.

La Organización de Estados Americanos (OEA) está implementando este proyecto en toda la región latinoamericana, lo que ha permitido la implementación de los Facilitadores Judiciales en las zonas fronterizas de nuestro país como Sarapiquí, San Carlos, Punta Arenas, entre otros lugares del país vecino del sur.

Por su parte la Magistrada Alba Luz Ramos, presidenta de la CSJ de Nicaragua destacó los resultados positivos que se han alcanzado con la implementación de los facilitadores, los que además tienen presencia en todas las regiones del país.

“Tenemos ya casi quince años de contar con este programa de Facilitadores Judiciales, lo que nació como un resultado de las comisiones de paz en las zonas de post- guerra y ha venido haciéndose hasta formar este servicio en los que ellos ya no solo son facilitadores rurales sino que ahora son facilitadores judiciales porque simplemente están en el campo y la ciudad” destacó.

“Recientemente se han juramentado a 73 nuevos facilitadores judiciales urbanos en el Mercado Oriental, tomando en cuenta que esta es una zona de mucho conflicto, siendo los resultados un impacto en la administración de justicia muy buenos porque brinda acceso a la justicia, permite la participación popular, reduce la mora judicial evitando que los casos que se pueden resolver a nivel comunal se les pueda dar respuesta a través de las mediaciones” añadió.

La implementación de los facilitadores ha permitido promover además la solidaridad entre los ciudadanos, actualmente Nicaragua cuenta con un total de dos mil 980 personas dedicadas a este trabajo, de los cuales 1 mil 100 están en las zonas urbanas y 1 mil 980 son rurales, incluyendo en esta cifra a los jueces comunales de las zonas del Caribe de nuestro país.