Hoy es un buen día para los amantes del chocolate negro, del que tanto se ha dicho que es malo para la salud. Nuevos estudios, publicados por Science Daily, demuestran que su consumo ayuda a recuperar la flexibilidad de las arterias y a que las células blancas no se peguen a los vasos sanguíneos.

Los científicos lograron un panorama mucho más amplio de los beneficios del chocolate. El estudio giró en torno al flavanol, un antioxidante natural muy beneficioso para la salud, que se encuentra presente en el chocolate. Así los investigadores variaron la cantidad de la sustancia presente en la golosina y llegaron a la conclusión de que incluso cuando los niveles de flavanol son muy bajos, el alimento es saludable.

De hecho, explica Diederik Esser, uno de los investigadores, “el aumento del flavanol claramente afectaba el sabor y menguaba la motivación de comer los chocolates”. El tipo de chocolate más saludable es el que sabe más feo.

Los experimentos consistieron en analizar a 44 hombres con sobrepeso de mediana edad a través de dos periodos de cuatro semanas. Los hicieron consumir 70 gramos de chocolate al día, que variaba entre un chocolate muy oscuro con altos contenidos de flavanol o una golosina tradicional. Ambos tenían contenido similar de cacao.

En medio de los dos periodos, evitaron que los sujetos comieran alimentos que aumentaran su peso o alteraran los resultados de la investigación. Los científicos luego midieron su salud vascular y llegaron a la conclusión.