El estratega catalán, que durante toda su estancia en el banquillo del Barça ha conquistado un total de 13 títulos, entre ellos tres Ligas y dos Champions, se reunió hoy antes del entrenamiento matinal con toda la plantilla y el presidente, Sandro Rossell, para hacerles llegar la decisión sobre su futuro.

Dos días atrás el presidente y el entrenador se reunieron durante unas tres horas para decidir la continuidad de Pep, según la cadena de radio española SER. En la reunión —en la que también participaron Andoni Zubizarreta y Josep Maria Bartomeu— el de Santpedor dejó clara su postura de dejar el club al final de la temporada, aunque no fue una decisión definitiva, informa el diario Sport.

El nuevo entrenador del equipo culé será el asistente de Guardiola, Tito Vilanova, aseguró el presidente del club, Sandro Rosell, en la rueda de prensa.

"Me he desgastado, me he vaciado y necesito llenarme", dijo Guardiola en una multitudinaria rueda de prensa. "Me voy con la sensación de haber cumplido los deberes, de haber estado aquí con mucho orgullo. Este es un club de una fuerza, una vida y de una potencia increíble. No tengan miedo, el que me sucederá está más que capacitado para llevar a cabo mi trabajo", ha comentado".

"Lo que haga después no le interesa a nadie. Por ahora quiero descansar y luego volveré a entrenar", explicó.