El ingeniero David Castillo, presidente del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) aseguró que para este 2014 no está contemplado ningún incremento a la tarifa eléctrica domiciliar, gracias a las políticas que viene implementando el Gobierno Sandinista en el sector energético.

“Afortunadamente la política que nos ha instruido el Presidente de la República (Comandante Daniel Ortega) ha sido acertada, en tanto que se lograron conseguir recursos provenientes de diferentes fuentes de cooperación, que permitieron estabilizar la tarifa durante todo el año pasado y a inicios de este año”, dijo Castillo, durante una amplia entrevista en la que detalló el avance de la legalización del servicio eléctrico en los barrios y comunidades del país.

Subrayó que otro elemento que ha incidido en el no incremento de las tarifas energéticas para los próximos meses, es la estabilidad en que se encuentra el precio del Full Oil o Bunker, componente necesario para generar energía eléctrica, a través de las plantas que solidariamente aportó la Revolución Bolivariana de Venezuela durante el 2007, año en el que el sistema nacional eléctrico se estabilizó gracias a la voluntad política y el respaldo del Comandante Eterno Hugo Chávez y los esfuerzos del Gobierno Sandinista.

“Con los fondos que se consiguieron la tarifa estuvo estable y a esto se sumó que, afortunadamente, durante los últimos meses el componente de bunker que se ocupa para generar (energía eléctrica) ha estado a bajo precios y entonces eso ha permitido que las proyecciones en el resto del año sean cero incremento en función de la política diseñada por el gobierno”, exclamó Castillo.

Reducir pérdidas por fraude energético

En relación al tema de la legalización del servicio eléctrico en los asentamientos y barrios del país, Castillo subrayó que actualmente se trabaja en unos 41 barrios para dotar de un sistema seguro y legal a unos 200 mil usuarios.

Recordó que en el 2000, las pérdidas por fraudes energéticos rondaban el 31 por ciento, en el 2006 se logró reducir un par de puntos porcentuales, sin embargo fue a partir del 2007 que se vienen dando pasos importantes para dotar a las familias de sistemas seguros y de calidad, logrando con esto reducir grandemente el tema de las pérdidas.

“En el 2007 afortunadamente con el apoyo que se tuvo del presidente Hugo Chávez, que nos mandó las plantas de diesel y una serie de acciones en conjunto con el gobierno, en el 2007, cuando asumió la presidencia el comandante Daniel Ortega, en medio de ese proceso de estabilidad de la energía, empezó el proceso de la lucha contra el fraude energético y desde el 2006 al 2014, en los ochos años que han pasado, se ha logrado reducir a 20 por ciento las pérdidas, es decir se han bajado el seis por ciento a través de leyes y que comenzaron muy sabiamente a aplicarse de manera escalonada”, dijo Castillo.

Instó a las familias de los barrios y a los representantes de empresas a acercarse a las oficinas de la distribuidora TSK Melfosur para regular su situación, porque se hace necesario reducir las pérdidas por fraude energético.

El Gobierno Sandinista, a través del Presupuesto General de la República, brinda un subsidio para un poco más de 80 mil familias que consumen menos de 150 kilovatios al mes de energía, lo que significa unos 70 millones de dólares y otros 36 millones de dólares es entregado a TSK Melfosur para amortiguar las pérdidas que tienen por consumo fraudulento.

“La población tiene que estar consciente que esa cantidad, en un país tan pequeño como el nuestro, es grande, y esos cien millones de dólares, imagínatelos en educación, en salud… en fin, podrían hacerse muchas cosas”, recalcó el funcionario al llamar a las familias a regularizarse.

Indicó que las sustracciones de energía no se dan en los sectores pobres del país, sino que están ocurriendo en grandes empresas agropecuarias que en diferentes puntos del país siguen sustrayendo ilegalmente la energía.

“El país no soporta mantener esta situación y ahí salieron algunos diciendo que prorroguen, pero la prórroga no tiene sentido, es una pequeña cortina de humo que algunos, que se nos han quedado ahí por razones técnicas, por la complejidad de sus operaciones técnicas, siguen sustrayendo energía teniendo mucho dinero, estamos hablando de grandes empresas agropecuarias que en diferentes puntos del país siguen sustrayendo ilegalmente la energía y ahorita en un plan combinado estamos atendiendo de manera especial”, señaló.

TSK Melfosur debe invertir US$75 millones

Actualmente INE, ENEL, ENATREL, instituciones que se coordinan para mantener estabilidad en el sistema eléctrico del país, impulsan el Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable (PNESER) que tiene varios componentes, entre estos la electrificación rural y la legalización del servicio en los barrios del país.

Distribuidora debe invertir US$75 millones

“Hace 7 años teníamos una cobertura alrededor del 50 por ciento y se espera que de acuerdo al Plan Nacional de Desarrollo Humano, lleguemos al 90 por ciento en los próximos cinco años, es decir hay todo un esfuerzo que va a mejorar la cobertura a los que hoy no tienen energía”.

“Este plan va acompañado con fondos del Pneser y con fondos de inversión que la distribuidora está obligado por las reformas a la ley y el protocolo a invertir 75 millones de dólares en esa modernización de los barrios, legalización y reducción de pérdidas, entonces hay todo un esfuerzo que en los próximos 4 años debería traer esa reducción de pérdidas sin mayor trauma para los sectores de los barrios de pocos recursos, primero porque no hay sanciones extraordinarias, y porque, segundo, estamos llevando una energía de calidad”.