Cumpliendo el compromiso del Gobierno Sandinista que dirige el Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de Nicaragua, de restituir el derecho de recibir el servicio eléctrico en todos los hogares nicaragüenses, se inauguró otro proyecto de electrificación ejecutado en la comunidad “Flor de Azalea”, del municipio de Villanueva, en el departamento de Chinandega.

Para hacer realidad este propósito, la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL), construyó 1.09 kilómetros de red de distribución que permitieron que 168 habitantes de 29 viviendas ahora cuenten con energía las 24 horas del día.

El Gobierno Sandinista a través de Enatrel invirtió unos 683 mil 966 córdobas, fondos provenientes del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable (PNESER).

“Esta obra es muestra del trabajo que se realiza en coordinación con las municipalidades para garantizar bienestar, seguridad y desarrollo socio-económico en todos los sectores del país. Hemos podido escuchar las vivencias que han tenido en esta comunidad que tiene más de 70 años y todos esos sueños -que para ellos eran sueños poder tener energía- el día de hoy es una realidad”, indicó el compañero Mario Esquivel de la Unidad de Organización y Sistemas de Enatrel.

En lo que va del 2014 Enatrel ha ejecutado en Villanueva unos 8 proyectos a igual número de comunidades, permitiendo que más de mil 200 pobladores se han visto beneficiados en estos tres primeros meses del año.

Energía llega a todos los rincones del país

María del Socorro Escalante es jefa de una de las 29 familias que están asentadas en la Flor de Azalea, cuya actividad principal es la agricultura de subsistencia, la encontramos planeando la clase para sus alumnos del colegio Jerusalén.

“Nuestra vida ha cambiado mucho porque antes nos alumbramos con candil, con candelas y a mí se me dificultaba mucho porque soy profesora y planeaba en las noches con el candil y la vista se perjudica, pero ahora estamos mejor, miramos televisión, puedo planchar y ordenar mi clase para mis alumnos, con la luz es mejor, nos alumbramos y planificó mejor mis clases”, dijo doña María, quien agradece a Dios y “al gobierno que ha logrado meter la energía a todos los rincones”.

Alguien que ha aprovechado la energía eléctrica, es doña Liliana Chávez Maradiaga que ahora se dedica a la venta de helados o pocicles, choco bananos (banano con cubierta de chocolate) y refrescos, los que son muy demandados por sus vecinos que resienten el calor de esta zona occidental del país.

“Ahora no paso aburrida, mientras mi marido trabaja afuera, yo en mi casa vendo frescos (refrescos) pocicles y me ayudo con esta ventecita, pues la ganancia la ocupo para ir ahorrando para la factura de energía”, dijo Chávez.

Tener energía las 24 horas del día permite a la comunidad, a los vecinos hacer un cambio de vida muy positivo. Las noches en esta comunidad son más amenas, pues mientras algunos miran las noticias en los Medios de la Familia y la Comunidad, las mujeres con sus esposos pueden asistir a la pequeña iglesia evangélica, cuyo culto es acompañado con las notas que emiten los instrumentos musicales.

“Quiero darles primero gracias a Dios porque nos ha ayudado y le ha movido el corazón al Presidente Daniel y al alcalde porque nos han traído el beneficio de la energía eléctrica y ahora en la iglesia podemos hacer campañas evangélicas con equipos musicales, antes los cultos los hacíamos cantando solo con nuestras voces, ahora le ponemos música”, mencionó Reyna González.

Comunidades de Villanueva saliendo de la oscurana

El Alcalde de Villanueva compañero Juan Fernando Gómez, indicó que las comunidades rurales de este caluroso municipio están siendo bendecidos con cada uno de los programas que promueve el Gobierno Sandinista, en este caso el desarrollo de infraestructura eléctrica que permite que la oscuridad por las noches sea algo del pasado.

“Este municipio hace unos siete años solamente seis comunidades tenían energía eléctrica y hoy el 80 por ciento de las comunidades cuentan con ese servicio, es decir unas 45 comunidades ya tienen, esto significa que se ha desarrollado enormemente la energía eléctrica gracias a Dios y gracias a nuestro gobierno central que dirige el Comandante Daniel, porque hablar de energía es hablar de desarrollo, es hablar del mejoramiento de la vida de las familias”, señaló el edil sandinista.

Actualmente se desarrollan proyectos de electrificación en las comunidades de San Ramón 2, La Esperanza, El Guasamito, El Obraje, La Pacaira y Pueblo Nuevo.

“Este año la meta es llegar a un 80 por ciento de las comunidades de todo el país que tengan energía eléctrica y así ir avanzando hasta la meta del 2016 que es al menos el 87 por ciento de la población pueda contar con este servicio”, concluyó Esquivel.