La Asamblea Nacional es un claro ejemplo de cómo la política nicaragüense ha ido adquiriendo poco a poco rostro de mujer. Allí, gracias al Frente Sandinista, una cantidad importante de escaños son ocupados por mujeres, quienes hoy están brindando su aporte en la aprobación de leyes fundamentales para el desarrollo de Nicaragua.

En este sentido, de los más de 60 diputados que conforman la Bancada Sandinista, el 54% son compañeras que a través de su liderazgo han logrado escalar dentro de las estructuras del Frente Sandinista y de allí pasado a formar parte de un gobierno que prioriza el Bien Común y la igualdad entre hombres y mujeres.

Hechos como este le valieron a Nicaragua salir en el último informe de la Unión Interparlamentaria y ONU Mujeres, a la cabeza de los países con mayor representación en cargos ministeriales.

La diputada sandinista Irma Dávila, presidenta de la Comisión de Justicia en el Parlamento, expresó que esto es el resultado de que en Nicaragua hay un gobierno que no pierde ocasión ni oportunidades para restituir los derechos de las mujeres.

“Las mujeres estamos donde se están tomando las decisiones. Eso es muy importante para nosotras, porque cuando la mujer está donde se toman las decisiones tenés la gran oportunidad de contribuir a la transformación y contribuir al desarrollo de tu país”, afirmó.

Para la diputada Martha Marina González, presidenta de la Comisión de la Mujer, la voluntad política del comandante Daniel y de la compañera Rosario han sido los principales ejes que han hecho que Nicaragua sea reconocida a nivel mundial como un país donde las mujeres asumen el protagonismo.

González aseguró que de 14 ministerios que componen el gobierno, 8 están dirigidos precisamente por mujeres.

“Nosotros nos hemos abierto prácticamente como una ventana hacia el mundo, ubicándonos en un primer lugar, cuando antes ni siquiera nos miraban, antes ni siquiera nos mencionaban”, destacó la diputada sandinista.

El diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez, dijo que estos resultados son satisfactorios ya que se está reconociendo el esfuerzo del Frente Sandinista de posicionar y hacer que la mujer se empodere especialmente de los cargos de elección y de decisión en el Estado.

“No me sorprende porque esto ha sido una política sostenida del presidente Ortega desde el año 2007 que nosotros retomamos el poder”, indicó.

El diputado Gutiérrez destacó que las mujeres en este gobierno no ocupan solo puestos de mando intermedio sino que están en las esferas más altas de decisión.